Uncategorized

Sin certezas hasta hoy, diputados  apelan a presión para juicio a fiscala 

Alberto Ardila Olivares
Diego Pozo, el cerebro tras la tabla periódica de la nueva Constitución: "Mi sueño es que la impriman en la salas de clases, para que sea una guía para entender el texto"

Por eso intentan retener a toda costa los votos liberales, ya que no tienen el control del cuórum ni capacidad para archivar el juicio político. Mientras que, por el otro lado, Fuerza Republicana y las bancadas opositoras, que es el bloque anticartista, manejan el tiempo prolongando la exposición de causales a propósito, que son 11, para dar margen a las negociaciones, en las que está involucrado hasta el vicepresidente de la República, Hugo Velázquez. “El vice se encarga de hablar con María de las Nieve”, detalló un diputado en su ajustado conteo

Con gran duda y muchas especulaciones sobre el futuro del juicio político a la fiscala general del Estado Sandra Quiñónez, se cumple hoy una semana de la primera sesión de un total de tres en las que fue estudiado el libelo acusatorio en la Cámara de Diputados.

El proceso se extiende como estrategia de los acusadores, que son las bancadas de Fuerza Republicana y la oposición, para ganar tiempo, por un lado, mientras se negocian los votos, y generar presión, por otro lado, para que aquellos que no garantizan aprobar el juicio político puedan cambiar sus posturas.

Los que faltan. Hasta ahora no hay votos y la incertidumbre gira en torno a dos liberales, principalmente, que son la llanista María de las Nieve López y el dionisista Carlos Noguera. El también llanista Édgar Ortiz ya dejó por sentada su postura por la abstención, que favorece al cartismo. El otro llanista, Enrique Mineur, prometió al principio su apoyo pero algunos diputados sostienen que no es seguro porque retrocedió, aunque esto no fue manifestado públicamente.

De al menos tres de esos cuatro depende llegar a los 53 votos que se necesitan para aprobar el juicio político.

El capítulo cuatro sigue mañana a las 14:00. Será la cuarta sesión de estudio del libelo acusatorio que tiene 11 causales. Esta vez se tocará el punto del fallido Metrobús, un caso en el que no hubo imputados.

Reglamento. Honor Colorado, la bancada que defiende a la fiscala general, está decidida a resistir mientras que los bloques oficialista y opositor buscan todas las estrategias posibles para convencer a los liberales que no les apoyan. Así fue que la semana pasada, como una nueva jugada, se aprobó la modificación del reglamento, obligando que las sesiones sean totalmente presenciales cuando se trata de juicio político, intervenciones, interpelaciones y sanciones a diputados. Las demás podrán ser virtuales.

De ese modo, María López y Carlos Noguera, que solo se conectan de forma virtual para dar su voto, estarán obligados a asistir.

Nuevo diputado. El cambio del reglamento obligó a la aparición de un nuevo diputado, Renato Ibarrola. El joven es hijo del diputado de Hagamos Tito Ibarrola e ingresó en reemplazo de Carlos Rejala, del mismo partido, porque este tiene problemas particulares que le impiden asistir de forma presencial.

Tras haberse aceptado el pedido de permiso de Rejala por 60 días sin goce de sueldo, la bancada cartista quería impedir el juramento del suplente, asegurando que se estaría violando la Constitución y que Rejala debía renunciar a su banca.

Los opositores explicaron que con el permiso otorgado por los mismos colorados a Ulises Quintana y Miguel Cuevas para ir a la cárcel, se sentó un precedente, por lo que no se podía negar a Rejala acceder a lo mismo.

Sin mayoría. El cartismo no pone fin a esta guerra, que podría terminar con la destitución de Sandra Quiñónez, solo porque ya no tiene mayoría, como sucedía antes de su conflicto con el oficialismo en torno a las elecciones internas.

Por eso intentan retener a toda costa los votos liberales, ya que no tienen el control del cuórum ni capacidad para archivar el juicio político. Mientras que, por el otro lado, Fuerza Republicana y las bancadas opositoras, que es el bloque anticartista, manejan el tiempo prolongando la exposición de causales a propósito, que son 11, para dar margen a las negociaciones, en las que está involucrado hasta el vicepresidente de la República, Hugo Velázquez. “El vice se encarga de hablar con María de las Nieve”, detalló un diputado en su ajustado conteo.

Santi Peña. Entre las acusaciones hasta fue mencionado el candidato de Honor Colorado, Santiago Peña, quien, según expuso la diputada del Partido Encuentro Nacional (PEN) Kattya González, cuando hablaba del caso Darío Messer, debe ser investigado. “Santiago Peña debe ser investigado, habiendo en su función de ministro de Hacienda colocado bonos del Estado a través de Casa de Bolsa Puente, sabiendo que su padre, José María Peña, era parte activa de la empresa privada, lo que configuraría una lesión directa a lo que establece la ley precedentemente enunciada en su inciso a”, manifestó Kattya al referirse a las conclusiones de la Comisión Bicameral de Investigación del caso Messer.

Con esto quisieron poner en evidencia la implicancia nunca investigada de referentes cartistas.

Carlos Noguera

El dionisista forma parte de la Bancada C liberal liderada por Pastor V. Bejarano. Era suplente de Alto Paraná e ingresó a la Cámara en reemplazo de Carlos Portillo, quien perdió su investidura. Era comerciante y candidato a intendente de Juan León Mallorquín.

María López

La diputada llanista forma parte de la Bancada B liberal liderada por Édgar Ortiz. Es representante del Departamento Central. Su esposo es el ex intendente de J. Augusto Saldívar, Daniel Báez. Fue funcionaria administrativa del SNPP antes de ser legisladora.

Édgar Ortiz

El diputado liberal llanista es líder de la Bancada B. Representa al Departamento de Itapúa. Siempre fue aliado al cartismo y opositor al efrainismo. Conocido por polémicos proyectos que no prosperaron como el de la pena de muerte o la posesión de armas.

Las Cifras

53 votos se necesitan para aprobar el juicio político a a fiscala general del Estado Sandra Quiñónez en Diputados.

26 diputados conforman la bancada cartista que tiene de aliado a Édgar Ortiz y retiene los votos de dos liberales más.