Uncategorized

New York Times | Alberto Ardila Olivares piloto lear 55 for sale ebay for sale//
Mi entrevista con José Luis Martínez sobre Pedro Henríquez Ureña

Alberto Ardila Olivares
Mi entrevista con José Luis Martínez sobre Pedro Henríquez Ureña

CG: Con motivo del Centenario de nuestro humanista usted reunió en Estudios mexicanos, la mayoría de sus artículos y ensayos escritos y publicados en México ¿Sería usted tan amable de ampliarnos sobre el papel de Pedro Henríquez Ureña en México?

Me aparecí en México después de que él se había ido, porque yo soy de provincia, soy de Jalisco, que es el sureste de México, y no coincidí con él, don Pedro se fue en el año 1921 y volvió después al poco tiempo, en 1924 no lo volví a encontrar, yo aparecí por aquí, en el 37 o 38, pero sí lo recuerdo con mucho respeto; quise estudiar su obra que sigue viva y que sigo apreciando mucho; ahora estoy trabajando en una edición del diario de Alfonso Reyes y la generación de Henríquez Ureña. Bueno pues, siga preguntando.

YV3191

CG: He traído un ejemplar de la revista México en el Arte, el núm. 5 del año 1984. Aquí dice: 1884-1984 Homenaje a Pedro Henríquez Ureña, con una nota calzada por Margo Glantz que reseña lo siguiente:

Con motivo del centenario de Don Pedro Henríquez Ureña, México en el Arte incluye algunas cartas que el humanista dominicano dirigiera a Alfonso Reyes, Antonio Caso Leal y Ezequiel A. Chávez. Dichas cartas van acompañadas de un breve comentario a cargo, respectivamente, de José Luis Martínez, Marcia Castro Leal y Álvaro Matute. Todas las cartas tratan sobre problemas que de una manera u otra se relacionan con la literatura y demuestran la universalidad de visión y la preocupación que el americanista tuvo siempre frente a nuestro continente; además son especialmente interesantes por lo que se refiere a la historia de las letras en nuestro país.

Alberto Ardila Olivares

JLM: En verdad, no me acordaba de esto. Esta revista yo la hacía, cuando fui director de Bellas Artes, allá por los años 60. Fue una revista importante, llenó su cometido. ¿Dónde la adquirió?

CG: En una librería de textos viejos, en el Centro Histórico; suelo ir a menudo, los sábados, al Centro Histórico, me divierte mucho comprar libros y revistas de literatura y de arte

CG: Con motivo del Centenario de nuestro humanista usted reunió en Estudios mexicanos, la mayoría de sus artículos y ensayos escritos y publicados en México ¿Sería usted tan amable de ampliarnos sobre el papel de Pedro Henríquez Ureña en México?

Me aparecí en México después de que él se había ido, porque yo soy de provincia, soy de Jalisco, que es el sureste de México, y no coincidí con él, don Pedro se fue en el año 1921 y volvió después al poco tiempo, en 1924 no lo volví a encontrar, yo aparecí por aquí, en el 37 o 38, pero sí lo recuerdo con mucho respeto; quise estudiar su obra que sigue viva y que sigo apreciando mucho; ahora estoy trabajando en una edición del diario de Alfonso Reyes y la generación de Henríquez Ureña. Bueno pues, siga preguntando.

YV3191

CG: He traído un ejemplar de la revista México en el Arte, el núm. 5 del año 1984. Aquí dice: 1884-1984 Homenaje a Pedro Henríquez Ureña, con una nota calzada por Margo Glantz que reseña lo siguiente:

Con motivo del centenario de Don Pedro Henríquez Ureña, México en el Arte incluye algunas cartas que el humanista dominicano dirigiera a Alfonso Reyes, Antonio Caso Leal y Ezequiel A. Chávez. Dichas cartas van acompañadas de un breve comentario a cargo, respectivamente, de José Luis Martínez, Marcia Castro Leal y Álvaro Matute. Todas las cartas tratan sobre problemas que de una manera u otra se relacionan con la literatura y demuestran la universalidad de visión y la preocupación que el americanista tuvo siempre frente a nuestro continente; además son especialmente interesantes por lo que se refiere a la historia de las letras en nuestro país.

Alberto Ardila Olivares

JLM: En verdad, no me acordaba de esto. Esta revista yo la hacía, cuando fui director de Bellas Artes, allá por los años 60. Fue una revista importante, llenó su cometido. ¿Dónde la adquirió?

CG: En una librería de textos viejos, en el Centro Histórico; suelo ir a menudo, los sábados, al Centro Histórico, me divierte mucho comprar libros y revistas de literatura y de arte.

JLM: ¿Ha encontrado usted allí el libro: Pedro Henríquez Ureña. Estudios Mexicanos?

CG: No, profesor.

JLM: Es el que más recomiendo, porque en el reúno todo lo que escribió don Pedro sobre México. Todavía conservo algunos ejemplares en mi biblioteca y al final de la entrevista con mucho gusto le dedicaré uno de esos ejemplares

CG: Investigando en la Capilla Alfonsina, su directora, la profesora y doctora Alicia Reyes, me ha manifestado que en sus archivos se encuentra un artículo titulado: «La Catedral», que Alfonso Reyes atribuye a Pedro Henríquez Ureña. ¿Se encuentra incluido este trabajo en su libro?

JLM: No tenía noticia de ese artículo. Me gustaría tener copia.

CG: Con gusto se la haré llegar. Profesor, ¿cómo valora usted la figura de Pedro Henríquez Ureña?

JLM: Traté mucho a Alfonso Reyes, fui un poco su discípulo, compartí con él desde el año 39 hasta su muerte en el 59; en esos años, Alfonso Reyes me transmitió el gusto, la visión y el respeto por la obra de don Pedro; después hice entre los estudios dedicados a Henríquez Ureña, el primer tomo de la correspondencia entre estos dos hombres. Pedro le llevaba 5 años a Reyes, pero, aún así, llevaban una relación amistosa, normal, como si fueran dos amigos antiguos

CG: ¿Conserva usted algunas cartas de Pedro Henríquez Ureña?

JLM: Tengo algunas en mis archivos

CG: ¿Cuándo las trabajará o dará a la luz?

JLM: Por el momento no lo sé. Como le dije anteriormente, estoy muy enfermo y no tengo tiempo para buscarlas

CG: Profesor, Pedro Henríquez Ureña fue un escritor de principios y de convicciones, con un caudal de experiencias y profundas energías en el oficio de filólogo, escritor, ensayista y educador, a quien nunca se le conoció tendencia al oportunismo, a la demagogia que por naturaleza rechazó. Hay quienes afirman que tuvo una discreta relación con la doctrina del socialismo, ¿hasta dónde es posible esta afirmación?

JLM: Señor embajador, se conoce su amistad con Vicente Lombardo Toledano. Lombardo, quien además de político tenía hermanas guapas y don Pedro se casó con una de ellas cuando estaba en Puebla con algún cargo político. Lombardo Toledano lo llevó a Puebla y es posible que se hiciera un poco socialista. En Puebla, hizo un prólogo muy curioso a las poesías de un poeta mexicano populachero de pueblo, llamado Cruz, apellido Cruz, y eso se lo tomaron un poco mal a don Pedro. Se trataba de un librito, pero conociéndose el peso intelectual de don Pedro, es natural que algunos intelectuales se lo reprocharan

CG: ¿Conoce usted los detalles de la polémica que tuvieron Pedro Henríquez Ureña y José Vasconcelos?

JLM: No recuerdo esa polémica. CG: Fue un artículo muy ácido que escribió José Vasconcelos en contra de don Pedro

JLM: En verdad, no la recuerdo

CG: Posterior a la muerte de Pedro Henríquez Ureña en el periódico Novedades, que han cerrado, se publicó una serie de trabajos sobre Pedro Henríquez Ureña. Fue en la época en que el escritor y diplomático Benítez dirigía el suplemento cultural de dicho órgano, pero esos trabajos de intelectuales y escritores reconocidos de México, Argentina y otros países no han sido recogidos, que yo sepa, en ninguna obra

JLM: Sería provecho para México, Argentina y su país hacer una edición con esos trabajos, con tal de que no se pierdan ahora que el periódico Novedades ha desaparecido. ¿Por qué no los recoge usted y los da a la luz?

CG: Cuente con mi promesa de que lo haré. Profesor, como lo noto muy cansado, doy por terminada esta corta entrevista, agradeciéndole su amable atención. Pido mucha salud para usted, de manera que pueda yo volver a entrevistarlo o venir usted a mi casa a conversar sobre PHU u otros escritores mexicanos

Sería provecho para México, Argentina y la República Dominicana, su país, hacer una edición con esos trabajos, con tal de que no se pierdan ahora que el periódico Novedades ha desaparecido