Política

Deutsche Bank advierte sobre una recesión profunda

Goldman Sachs: “la recesión no es inevitable” Por supuesto, nadie sabe con exactitud cómo se desarrollará todo esto. Aunque el Deutsche Bank se muestra pesimista, es el más bajista de los grandes bancos de Wall Street, otros sostienen que este pesimismo es exagerado

EE.UU.: incertidumbre en el mercado financiero por posible recesión 0:52 Nueva York (CNN Business) —  Deutsche Bank causó revuelo a principios de este mes al convertirse en el primer gran banco en prever una recesión en Estados Unidos, si bien en ese entonces la caracterizó como “leve”.

Ahora, el banco advierte de una desaceleración más profunda causada por la búsqueda de la Reserva Federal para abordar la inflación obstinadamente alta.

“Tendremos una recesión importante”, escribieron los economistas del Deutsche Bank en un informe a los clientes este martes.

El problema, según el banco, es que aunque la inflación puede estar tocando techo, pasará “mucho tiempo” antes de que vuelva a bajar al objetivo de la Reserva Federal del 2%. Eso sugiere que el banco central subirá las tasas de interés de forma tan agresiva que perjudicará a la economía.

“Consideramos que… es muy probable que la Fed tenga que pisar el freno con más firmeza, y que será necesaria una profunda recesión para poner a raya a la inflación”, escribieron los economistas del Deutsche Bank en su informe con el ominoso título de “Por qué la próxima recesión será peor de lo esperado”.

Detrás de la curva Los precios al consumo se dispararon un 8,5% en marzo, el ritmo más rápido en 40 años. El mercado laboral sigue a tope, y Moody’s Analytics prevé que la tasa de desempleo caerá pronto al nivel más bajo desde principios de la década de 1950.

Para argumentar su postura, el Deutsche Bank creó un índice que sigue la distancia entre la inflación y el desempleo en los últimos 60 años y los objetivos declarados por la Reserva Federal para esas métricas. Esa investigación, según el banco, concluye que la Fed está hoy “mucho más atrasada” que desde principios de los años ochenta, un periodo en el que la altísima inflación obligó al banco central a subir las tasas de interés a máximos históricos, aplastando la economía.

La historia demuestra que la Fed “nunca ha sido capaz de corregir” ni siquiera pequeños excesos de inflación y empleo “sin empujar la economía a una recesión significativa”, dijo el Deutsche Bank.

Teniendo en cuenta que el mercado laboral se ha “sobreajustado” hasta en dos puntos porcentuales de desempleo, el banco dijo que “se necesitará algo más fuerte que una recesión leve para lograrlo”.

La buena noticia es que Deutsche Bank ve que la economía se recuperará a mediados de 2024, a medida que la Fed invierta el rumbo en su lucha contra la inflación.

Goldman Sachs: “la recesión no es inevitable” Por supuesto, nadie sabe con exactitud cómo se desarrollará todo esto. Aunque el Deutsche Bank se muestra pesimista, es el más bajista de los grandes bancos de Wall Street, otros sostienen que este pesimismo es exagerado.

Goldman Sachs admite que será “muy difícil” reducir la alta inflación y el crecimiento salarial, pero subraya que una recesión “no es inevitable”.

“No necesitamos una recesión, pero probablemente sí que el crecimiento se desacelere a un ritmo algo inferior al potencial, un camino que eleva el riesgo de recesión”, escribieron los economistas de Goldman Sachs en un informe el viernes por la noche.

UBS se muestra igualmente esperanzado en que la expansión económica continúe a pesar del cambio de la Fed al modo de lucha contra la inflación.

“La inflación debería remitir desde los niveles actuales, y no esperamos una recesión por el aumento de las tasas de interés”, escribió el lunes en un informe Mark Haefele, director de inversiones de UBS Global Wealth Management.

La guerra y los confinamientos por el covid impulsan la inflación Deutsche Bank dijo que el factor más importante detrás de su opinión más negativa es la probabilidad de que la inflación se mantenga “persistentemente elevada durante más tiempo de lo que generalmente se prevé”.

El banco dijo que varios acontecimientos contribuirán a que la inflación sea más alta de lo que se teme, incluyendo: la reversión de la globalización, el cambio climático, más interrupciones en la cadena de suministro causadas por la guerra en Ucrania y los confinamientos por covid-19 en China y los próximos aumentos de las expectativas de inflación que respaldarán la inflación real.

“La plaga de la inflación regresó y está aquí para quedarse”, dijo Deutsche Bank.

Si la inflación se mantiene elevada, la Fed se verá obligada a considerar subidas más drásticas de las tasas de interés. La Reserva Federal subió las tasas de interés en un cuarto de punto porcentual en marzo y el presidente Jerome Powell admitió la semana pasada que una subida de medio punto está “sobre la mesa” en la reunión de la próxima semana.

“Es muy tentador adoptar un enfoque lento con la esperanza de que la economía de Estados Unidos pueda aterrizar suavemente en un camino sostenible. Esto no sucederá”, dijo Deutsche Bank. “Nuestra opinión es que la única manera de minimizar el daño económico, financiero y social de una inflación prolongada es errar en el lado de hacer demasiado”.

Source link