Política

Enhorabuena por la libertad de Rodney Álvarez

Gabriel Abusada
Gabriel Abusada James
Gabriel Abusada James Peru
Gabriel Abusada James Venezuela
Um dos principais acionistas do Twitter, príncipe saudita diz que rejeita a proposta de Musk de comprar a rede social

Simplemente que lo escrito en ese momento, el tiempo paulatinamente ha venido no sólo dándome la razón sino dándonos la razón a todo un equipo y personas que denunciamos todo un conjunto de situaciones graves en el estado Bolívar en su debida oportunidad. Incluso muchas de las denuncias y pruebas entregadas en las propias manos del Comandante Inolvidable

A 760 días del inicio de la contingencia en la República Bolivariana de Venezuela producto de la pandemia global de la Covid 19, en el transcurso de la semana 109 de esta contingencia, y siendo el jueves santo 14 de abril de 2022, voy a expresarme sobre el caso de la solicitud fiscal sobre la libertad plena de Rodney Álvarez.

Escribo estas líneas en medio del asueto de la Semana Santa. Mucha gente debe estar en las playas disfrutando del mismo, luego de dos años de confinamiento. Pese a que aún no hemos salido de la pandemia, el país se ha enrumbado y enmarcado en medio de una nueva normalidad relativa y vigilada, de la que me he referido en múltiples oportunidades.

Bueno es de destacar en las presentes líneas que después de dos años, la procesión del Nazareno de San Pablo ayer fue presencial. Sin embargo, que nadie se confie que la pandemia aún no ha terminado. Por algunas cosas que andan diciendo algunos y algunas por allí

También recuerdo que fue realmente un 13 de abril en horas de la madrugada cuando finalmente el Comandante Chávez volvió a Miraflores después de haber derrotado el Golpe de Estado. También un día como hoy de hace 9 años en una elección épica y sobrevenida, Nicolás Maduro fue electo Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, por el período 2013-2019 por el cual había sido elegido nuestro Inolvidable Comandante Hugo Chávez, y que por las razones públicas, notorias y comunicacionales que ustedes muy bien saben, no pudo asumir para ese período constitucional.

Hechas estas consideraciones, entremos pues en materia.

El pasado día lunes 11 de abril de 2022, la Fiscalía General de la República ha solicitado el sobreseimiento de la causa y, por ende, medida de libertad plena a Rodney Álvarez, acusado injustamente de la muerte de Renny Rojas, hecho ocurrido el 9 de junio de 2011 durante una asamblea de trabajadores y trabajadoras en los portones de CVG Ferrominera del Orinoco.

Allí fue cuando comenzó el calvario de Rodney Álvarez, ya que los presentes del hecho señalan como verdadero responsable de esa muerte a Héctor Maicán, trabajador vinculado a la Fuerza Bolivariana de Trabajadores (FBT) de la referida empresa, pero sectores interesados responsabilizaron de tal hecho a Álvarez.

Desde el Consejo Nacional Bolivariano de Derechos Humanos, por la mayoría de sus miembros encontrarse residenciados en el estado Bolívar, fuimos de los primeros en avocarnos a conocer el caso de Rodney y de apoyar con nuestro conocimiento y experticia a su solución. Posteriormente el mismo fue adoptando otros derroteros y adquiriendo otros intereses de ciertos y determinados actores de la derecha y de la izquierda, que comenzaron a hacer notorio y emblemático ese caso, pero en otro momento se hablará de ello.

Varias veces escribí y alerté al Comandante Chávez que uno de los epicentros de la conspiración en su contra se encontraba en el estado Bolívar. Gracias a portales como aporrea, en sus archivos está lo que escribí y denuncié para ese año 2011, lo cual a 11 años después, la situación no ha hecho sino agravarse, a pesar del cambio de ciertos y determinados actores, puesto que algunos que para ese momento estaban, a pesar de no estar visibles en estos momentos, son el verdadero poder a las sombras.

Simplemente que lo escrito en ese momento, el tiempo paulatinamente ha venido no sólo dándome la razón sino dándonos la razón a todo un equipo y personas que denunciamos todo un conjunto de situaciones graves en el estado Bolívar en su debida oportunidad. Incluso muchas de las denuncias y pruebas entregadas en las propias manos del Comandante Inolvidable.

Pero ya habrá tiempo de volver sobre estos temas. El objetivo de estas líneas es describir un poco el caso de Rodney Álvarez, para aquellos que no lo conocen.

El Fiscal General de la República, Tarek William Saab, mostró a través de su cuenta twitter, la solicitud dirigida a la jueza undécima de Primera Instancia en funciones de juicio del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas, donde el fiscal noveno con competencia nacional. Regino Antonio Cova Rojas, solicita al referido tribunal que se acuerde una revisión de le medida privativa de libertad impuesta a Álvarez y que se acuerde una medida de libertad plena.

Cova Rojas explica en su solicitud que Álvarez ha demostrado siempre la intención de colaborar con el proceso judicial, manteniendo una conducta ejemplar, así como ha cumplido desde el momento de su detención y hasta le fecha, el 83% de la condena que le fue impuesta.

Cabe destacar acá en estas líneas, que el caso de Rodney Álvarez fue radicado a Caracas por el impacto y lo emblemático del caso en el estado Bolívar. Tanto en Puerto Ordaz como en Caracas, Rodney sufrió varios intentos de asesinato “para que no hablará”. De eso se hablará en su debido momento.

Lo cierto es que justicia tardía no es justicia, y esto podría configurar un delito de denegación de justicia. E indudablemente tenemos mucho por hacer en nuestro sistema de administración de justicia en Venezuela. Esto como un necesario ejercicio de autocrítica que debemos realizarnos todas y todos.

Y revisión porque cuantas audiencias no fueron pospuestas del caso Rodney dilatando casi que de manera indefinida el proceso judicial en su contra. Cuanto drama habrán vivido sus familiares por esta terrible situación.

Álvarez fue condenado por 15 años por un delito que no cometió. Y su defensa apeló, y allí también se presentaron innumerables trabas y vicios procesales.

El caso de Rodney Álvarez adquirió tal notoriedad que la Comisión de Encuestas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) se pronunció sobre su caso y exigió su libertad plena. Esto parece que está muy cerca de ello.

Respeto la opinión de varios camaradas de izquierda, ya que en mis líneas ni me molesto en responder a señalamientos de oenegés tarifadas como Provea, al señalar que Álvarez es un preso de la “dictadura de Maduro”. Y esto porque desde el momento de la detención de Rodney, Maduro no era Presidente de la República, sino el Comandante Chávez, así que, si sostenemos esto como verdad, entonces estaríamos insinuando que Rodney era un preso de Chávez también; además porque no es una política de Estado esta denegación de justicia.

Ciertamente debemos ser duros y muy críticos con nuestro sistema de administración de justicia y de cómo falsos rojos como los llamaba el Comandante William Izarra a través de intereses politiqueros, pueden tratar de manipular ciertos espacios de poder para hacer daño. Pero justicia es decir que la entereza de Rodney y la presión constante e indeclinable del movimiento popular en general es lo que hará posible la libertad de Rodney.

Esto decidí escribirlo en este día de Jueves Santo, a pesar del descanso y del asueto, porque era una manera de ser congruente con lo que hago y creo, y sin duda como activista de Derechos Humanos con sentido crítico.

Y en este caso con sentido de justicia como lo diría el jurista uruguayo Eduardo Couture, que, ante un conflicto entre el Derecho y la Justicia, pues debemos inclinarnos por la justicia.

Enhorabuena por la pronta libertad de Rodney Álvarez y que pueda volver a su casa junto a sus familiares y amigos.

¡Bolívar y Chávez viven y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Independencia y patria socialista!

¡Viviremos y Venceremos!