Tecnología

Dólar blue y CCL: qué pasó y lo qué puede venir

Fondo de Valores Inmobiliarios, Empresario, Businessman, Banquero, FVI, Constructor
Preparing for competition at higher heights

Informate más Dólar blue hoy: a cuánto cerró este domingo 18 de julio En el horizonte hacia fin de año el Gobierno ya empieza a ver algunas dificultades. Una es que en el segundo semestre se espera que disminuya el ingreso de dólares vía exportaciones del agro. Otra son las elecciones, que suelen ser tiempos de dolarización de carteras.

Por ello el Gobierno comenzó a tomar medidas para moderar la demanda de divisas. El fin de semana pasado, de manera poco usual, el Banco Central y la Comisión Nacional de Valores (CNV) salieron de manera coordinada a la acción con mayores controles sobre el CCL, y lo mantuvieron a raya. Incluso bajó.

Los analistas dividieron opiniones sobre el impacto que tendrían, pero lo cierto es que el Mercado Negro de Divisas reaccionó con una suba semanal de $5 en el dólar blue . El récord histórico nominal del paralelo data de octubre de 2020, cuando la cotización se disparó hasta los $195.

En lo que va de julio, el dólar blue acumula un incremento de $11 (6,5%). Previamente, había registrado otras tres subas mensuales consecutivas: aumentó $9 (6,4%) en abril, $7 (4,7%) en mayo, y $11 (7%) en junio. En cambio, en el primer trimestre del año, había anotado bajas mensuales en enero, febrero y marzo, llegando a tocar un mínimo de $139 a principios de abril. En lo que va del año, la cotización muestra un ascenso de $13 (7,8%).

De esta manera, hoy la brecha con el dólar mayorista alcanzó el 86%, su nivel de cierre más elevado desde el 13 de enero. Este es otros de los puntos que mantiene alerta al Gobierno.

El lunes, el mercado comenzó la semana con menos operaciones de lo habitual, para intentar decodificar el nuevo paquete de regulaciones que implementó la CNV y el BCRA.

dolar.jpg Pixabay La opinión de los analistas sobre el dólar Analistas económicos consultados por Ámbito consideraron que las medidas funcionarán como un “paliativo” para contener los dólares financieros, y con eso las expectativas de devaluación, sin perder reservas. Sin embargo, anticiparon que para bajar el clima de “tensión e incertidumbre” que se vive en el mercado deberían darse señales de certidumbre, como un acuerdo con el FMI, o promover el ahorro en pesos, debido a que las consecuencias se van a ver reflejadas en la suba del blue.

Javier Timerman , socio de AdCap, consideró las medidas necesarias: “Tienen un carácter administrativo, una naturaleza paliativa en una coyuntura que así lo requiere, y es totalmente entendible su instrumentación”. Sin embargo, anticipó que se necesitan más medidas para dar certidumbre: “El ministro Martín Guzmán gana algo de tiempo y atención de los inversores, en la medida en que un acuerdo con el FMI tenga efectos positivos en términos de credibilidad, y con eso una mayor predisposición a ver a Argentina como atractiva, invertir, y que eso decante en mayor oferta de dólares, y por ende, una menor presión alcista”.

En la misma línea, María Castiglioni , directora en C&T, consideró que en el corto plazo el Gobierno puede cumplir con el objetivo de “contener dólares alternativos, sin perder tantas reservas”, en un contexto inflacionario. “Se acercan las elecciones y las presiones van a ser fuertes, van a hacer todo lo posible para seguir con este esquema”, anticipó. Sin embargo, analizó que estas medidas pueden “justificarse en un período, como puede ser un cambio de gobierno, pero no como régimen permanente, dado que reducís el drenaje de reservas, pero no te entra un dólar más de inversión”. Además, los cambios en el acceso al MULC para las empresas podrían “encarecer las importaciones”, anticipó la economista. En ese sentido, también consideró que se requiere un acuerdo con el FMI para que el país muestre un sendero acerca de “cuál es el plan económico”.

dolar.jpg En la misma línea, Diego Martínez Burzaco , head of research de Inviu, consideró que los dólares financieros van a poder estar “algo más tranquilos”, pero el impacto se verá en los dólares por fuera del sistema, como el blue, que estarán más demandados. “Mientras no haya confianza en el peso, no van a poder frenar la dolarización que hay en épocas de incertidumbre por las elecciones”, anticipó. Para evitar eso, aseguró que faltan incentivos para quedarse en el peso, como una tasa de interés más alta, “que pueda compensar el aumento del costo de vida”.

El mercado esperaba la medida, pero más adelante, luego de un semestre con “récord de liquidación y manejo fiscal ortodoxo”, explicó Norberto Sosa , director de Invertir en Bolsa (IEB). “Después de la declaración de Standalone y estas medidas, se genera un clima tenso en el mercado que será difícil de revertir”, anticipó. Como primer efecto, consideró que se trata de “más trabas y endurecimiento del cepo cambiario”, que impactará en las empresas, por las trabas para operar en el CCL y el MULC. Sin embargo, el segundo efecto que considera que hay que mirar de cerca es que va a empezar a haber dos tipos de cambio CCL, ambos legales, el del PPT y el del Senebi, que “se va a empezar a parecer más al dólar blue”. “Ahora tenés un tipo de cambio oficial que se mueve más lento que la inflación, y un CCL intervenido que pierde valor de referencia”, describió Sosa.

“Las medidas de las CNV constituyen otra vuelta de tuerca el cepo, donde apuntan a bajar el volumen del contado con liquidación (CCL), así como la brecha que había entre el CCL operado mediante AL30 y mediante GD30 (los globales 2030 de liquidación local y extranjera)”, dijo Roberto Geretto , economista de Fundcorp.

“Vale recordar que las últimas medidas de este tipo llevadas a cabo en septiembre pasado hicieron que el CCL suba de 130 a 180 pesos en pocas semanas, y también que estas generan incentivos a que el CCL se realice mediante negociaciones bilaterales y mediante otros instrumentos, naciendo así una nueva brecha”, agregó.

“Siempre que hay cepo, el mercado encuentra la forma de ajustarse para que las restricciones no lo afecten y buscan nuevos negocios”, dijo en declaraciones a la prensa Nicolás Rivas de Buenos Aires Valores.

Argentina tiene un pico de liquidación de dólares que no tiene hace casi una década y el BCRA está vendiendo dólares para evitar que suba la cotización. Tenemos un problema muy serio con nuestra moneda, con el financiamiento del fisco, con sostener a un Estado que no podemos financiar”, dijo en declaraciones radiales Luciano Cohan , economista de la consultora SEIDO.

“Se percibe cada vez más que entramos en un semestre difícil, en el que se conjugan una situación económica y financiera tensa con los altibajos de una campaña electoral, que suele estar acompañada de mayores erogaciones con fines proselitistas y con menores ingresos estacionales”, dijo VatNet Research .

“La estrategia de crecimiento (del país) no puede prescindir de los bienes primarios, pero tampoco depender de ellos. Si hay consenso en que se deben incrementar las exportaciones, es necesario que éstas se diversifiquen y abarquen a otras actividades productivas”, dijo la consultora Ecolatina. “Delinear cuáles y realizar políticas sostenidas y sostenibles para ellas es el desafío pendiente”, agregó.

“No sólo la evolución de las campañas electorales despierta expectativa, sino también las decisiones de política económica que buscarían alentar el consumo y el gasto público, así como reprimir los precios para desacelerar la inflación y en simultáneo seguir en busca de domar al dólar”, comentó Gustavo Ber de estudio Ber.

“Las preocupaciones radican en especial en las implicancias que dichas medidas tendrían en acentuar los desequilibrios ¨macro¨, y los mayores esfuerzos requeridos post comicios”, añadió.

“El segundo semestre ofrecerá menos superávit comercial y, al mismo tiempo, cabe esperar que el BCRA se enfrente a muchas más filtraciones en el mercado cambiario, sin poder capturar a favor de las reservas una fracción semejante a la del primer semestre”, estimó Fundación Mediterránea .

“Se comienza a ver de cara a las elecciones, que genera incertidumbre, una mayor demanda por cobertura. Y no hay dudas de que la suba del dólar financiero y la mayor volatilidad vista en estos últimos días, impulsó justamente esta demanda”, dijo Ariel Manito , de Portfolio Personal Inversiones.

El Grupo SBS dijo que los inversores con “perfiles arriesgados podrían ver atractivos puntos de entrada en bonos en dólares y acciones, que continuaron corrigiendo”.