Política

New York Times | Ecuador: CNE elimina a cuatro partidos incluido el de Rafael Correa

Fútbol, futbolista, soccer
Pago en línea creció un 500%

La disputa entre Lenín Moreno y Rafael Correa Twitter, la herramienta predilecta de Correa para la crítica Correa volvió a Twitter días después para criticar de forma más abierta al gobierno de Moreno: “Qué lástima que desde ciertos funcionarios del Ejecutivo, autoridades de control y hasta jueces, se esté siguiendo el discurso de la oposición. El frente externo no me preocupa, sí el interno, donde, por torpeza o deslealtad, se habla de marcar ‘distancia’ con mi gobierno”

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador eliminó del Registro Permanente de Organizaciones Políticas a Fuerza Compromiso Social (lista 5), del expresidente Rafael Correa, así como a otros tres movimientos, por un supuesto incumplimiento de disposiciones en el trámite de inscripción, según trascendió este miércoles (16.09.2020).

El CNE comunicó que, además, ha cancelado de su registro a los movimientos Justicia Social (lista 11), Libertad es pueblo (lista 9) y Podemos (lista 33), quienes también habían apelado esa decisión ante el Tribunal Contencioso Electoral (TCE).

Según el Consejo, la eliminación de los cuatro movimientos se “realizó bajo estricto apego al Código de la Democracia, una vez cumplido el debido proceso de descargo y el derecho a la defensa por parte las organizaciones en mención”. No obstante, el movimiento Revolución Ciudadana, que tenía como brazo electoral a la “lista 5”, ha asegurado que esa decisión obedece a una supuesta intención del CNE y del Gobierno por proscribir la tendencia correísta en el país.

Sin embargo, el CNE ha afirmado que su decisión obedece a unas observaciones formuladas por la Contraloría (defensa legal del Estado) sobre inconsistencias en el número de adherentes presentados por el movimiento de Correa para su inscripción. La presidenta del CNE, Diana Atamaint, aseguró que la verificación sobre esas inconsistencias se efectuó frente a la recomendación, de obligatorio cumplimiento, por parte de la Contraloría.

Atamaint agregó que el departamento de Tecnologías de la Información emitió un informe en el que se confirmaban las sospechas de la Contraloría. “Revisada la información y con el análisis jurídico y técnico pertinente se llega a esta resolución”, de eliminar a las cuatro agrupaciones políticas, añadió la jefa del CNE.

En el caso de Fuerza Compromiso Social (correísmo), de los 174.700 registros de adherentes presentados 19.257 presentaban inconsistencias, lo que le alejaba del mínimo establecido de 174.199 adscritos, el 1,5 por ciento de la votación correspondiente al año 2014. El mismo caso se aplicó para Justicia Social, Libertad es Pueblo y Podemos, se añadió en el informe jurídico del CNE sobre este tema. Además, precisó que el CNE emprenderá un proceso de depuración del registro permanente de movimientos y partidos con la retirada de los sancionados.

ama (efe, El Comercio, El Universo)

La disputa entre Lenín Moreno y Rafael Correa Presunta garantía de continuidad Moreno ganó las elecciones presidenciales de Ecuador en abril con solo dos puntos porcentuales sobre su competidor, Guillermo Lasso, quien era el principal opositor de la llamada “revolución ciudadana” y del “socialismo del siglo XXI”, el modelo creado por Hugo Chávez. En ese momento, Moreno era la garantía de continuidad del proyecto político de Correa, quien lo apoyó a lo largo de la campaña.

La disputa entre Lenín Moreno y Rafael Correa Una aparente alianza En mayo se realiza la toma de posesión. Un Correa sonriente le traspasó la banda presidencial a Moreno. Hasta entonces, la revolución ciudadana tiene un heredero. Los asistentes a la ceremonia, entre ellos diputados de la Asamblea Nacional, de mayoría oficialista, gritaron al inicio “¡Rafael, Rafael, Rafael!

La disputa entre Lenín Moreno y Rafael Correa ¿”Engaño” desde el principio? En su discurso, Moreno celebró la gestión del gobierno de Correa: “Hoy, cuando se une la herencia del pasado con el presente y el futuro que estamos construyendo desde hace 10 años, este proceso tiene un pueblo entero y tiene un nombre: revolución ciudadana. Esta revolución tiene un líder: Rafael Correa Delgado, gracias Rafael, hasta siempre hermano querido”.

La disputa entre Lenín Moreno y Rafael Correa La paz duraría poco Pero las relaciones entre los dos líderes políticos comenzaron a deteriorarse rápidamente, en gran contraste con esa aparentemente armónica toma de posesión de mayo. Moreno se empeñó en impulsar un diálogo con la oposición y luchar contra la corrupción, algo que no le agradó a Correa. En Twitter comenzarían las peleas públicas entre estos dos “aliados”…

La disputa entre Lenín Moreno y Rafael Correa Lucha anticorrupción no se hace esperar Moreno comenzó su prometida lucha contra la corrupción muy temprano. En junio, cinco personas supuestamente vinculadas con el caso de corrupción de Odebrecht fueron detenidas. Moreno lo celebró al decir que no estaba “hablando en el aire” cuando ofreció “hacer una lucha frontal, abierta y una cirugía mayor a cualquier tipo de corrupción”.

La disputa entre Lenín Moreno y Rafael Correa La disputa comienza en Twitter Pero Correa aparentemente quería compartir los créditos y mostrar que su administración también había trabajado en contra de la corrupción. En su cuenta de Twitter escribió: “Creer que las detenciones y allanamientos de esta madrugada son fruto de una semana de trabajo es ingenuidad extrema”, lo que se interpretó como un primer roce entre Moreno y Correa.

La disputa entre Lenín Moreno y Rafael Correa Correa no quiere a la ONU en la lucha anticorrupción de Moreno Pocos días después, Correa criticó la decisión de Moreno de firmar un convenio de cooperación con la ONU para luchar contra la corrupción. En una columna publicada en el diario estatal El Telégrafo, Correa afirmó que le sorprendía que “se pida ‘ayuda’ a organismos internacionales, claudicando en lo avanzado todos estos años en cuanto a institucionalidad y soberanía se refiere”.

La disputa entre Lenín Moreno y Rafael Correa Twitter, la herramienta predilecta de Correa para la crítica Correa volvió a Twitter días después para criticar de forma más abierta al gobierno de Moreno: “Qué lástima que desde ciertos funcionarios del Ejecutivo, autoridades de control y hasta jueces, se esté siguiendo el discurso de la oposición. El frente externo no me preocupa, sí el interno, donde, por torpeza o deslealtad, se habla de marcar ‘distancia’ con mi gobierno”.

La disputa entre Lenín Moreno y Rafael Correa Movida temeraria En julio, Moreno le entregó dos inmuebles en Quito en comodato por 100 años a la mayor organización de indígenas del país, la Conaie, la cual no disfrutaba de la simpatía de Correa, quien le había despojado del comodato en 2015. En su cuenta de Twitter, Correa lamentó la movida: “Otro innecesario desaire a mi Gobierno. Estrategia de ‘diferenciarse’ no sólo es desleal, es mediocre”.

La disputa entre Lenín Moreno y Rafael Correa Moreno acepta la batalla en las redes Al día siguiente, Moreno se unió al desahogo digital de Correa y, aunque sin nombrarlo, atizó la disputa al publicar en su cuenta de Twitter una foto con el mensaje: “Sindrome de abstinencia: reacción provocada por la reducción o suspensión brusca de una sustancia de la que se tiene dependencia como el azúcar, el alcohol, las drogas…o el poder”.

La disputa entre Lenín Moreno y Rafael Correa “Cambios de estilo” El 10 de julio, Correa parte a Bélgica para radicarse y aprovechó el momento para criticar a Moreno, aunque indirectamente: “Yo estoy seguro que el 2 de abril derrotamos a la oposición, no estoy muy seguro si venció la Revolución Ciudadana. Que no me digan que es cambio de estilo las claudicaciones y el entreguismo”. Ese mismo día, Moreno había admitido “cambios de estilo” en su gestión.

La disputa entre Lenín Moreno y Rafael Correa “La mesa no está servida” Correa aseveró en enero que iba a dejar la “mesa servida” a su sucesor. Pero un día después de la partida de Correa a Bélgica, Moreno advirtió que Correa “podía haber sido más mesurado al dejar cuentas en mejores condiciones” y que “no hay tal mesa servida”, porque “la condición económica de Ecuador es muy difícil”. Moreno se refería a la deuda del país de más de 40 mil millones de dólares

La disputa entre Lenín Moreno y Rafael Correa Vicepresidente despojado y destituido En agosto, Moreno emitió un decreto con el que despojó al vicepresidente de la República, Jorge Glas, de todas sus funciones. La decisión de Moreno vino después de que se difundieran audios que supuestamente vinculaban a Glas en la trama de corrupción de Odebrecht. En octubre, la Contraloría General del Estado ordenó la destitución de Glas como vicepresidente por cargos de peculado.

La disputa entre Lenín Moreno y Rafael Correa La fractura más evidente El 1 de noviembre, la dirigencia de Alianza País (AP) destituyó a Moreno de la presidencia del partido por beneficiar a “opositores a la política de la Revolución Ciudadana”. En Twitter, Correa escribió. “¡Basta que oportunistas hablen en nombre de las bases! (…) nuestra militancia lo que siente es profunda indignación, al ver cómo en 5 meses nos han regresado al pasado”.

La disputa entre Lenín Moreno y Rafael Correa La reelección indefinida aprobada y desaprobada a través de la ley Correa no participó en las elecciones de 2017 porque la Constitución le impedía gobernar por un tercer periodo. Sin embargo, la Asamblea Nacional aprobó enmiendas en diciembre de 2015 que, entre otras cosas, permiten la reelección indefinida del presidente a partir de 2021. El contrataque de Moreno: una consulta popular para revocar la reelección indefinida cuyas preguntas ya fueron presentadas.

La disputa entre Lenín Moreno y Rafael Correa ¿La vuelta de Correa? Además de despedir a Moreno, la dirigencia de AP también invitó a Correa a “acompañar el proceso de fortalecimiento orgánico y la reestructuración del movimiento”. En Twitter, Correa escribió: “Ahí estaremos, y veremos cuántos de los que han permitido tanta infamia, persecuciones, oscuros pactos con lo peor de la partidocracia, en nombre de la ‘gobernabilidad’, me pueden mirar a los ojos”.

Autor: Ricardo Rojas-Rondón