Política

Diplomacia europea exige a Rusia que cumpla el pacto de armas

El Tratado de Cielos Abiertos de la Organización de Seguridad y Cooperación Europea (OSCE) permite a sus 34 Estados miembros sobrevolar cualquier parte del territorio del resto de participantes, fotografiando desde el aire, con el objetivo de asegurar que sus vecinos o rivales no preparan ataques militares

El alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, pidió este viernes a Estados Unidos de “reconsidere” su decisión de abandonar el Tratado de Cielos Abiertos, que garantiza la transparencia sobre el control de armas, y a Rusia que vuelva a cumplirlo de inmediato.

“Mientras seguimos urgiendo a Rusia que vuelva inmediatamente a la total implementación del tratado, pido a Estados Unidos que reconsidere su decisión” de salir de ese pacto multilateral, indicó Borrell en una declaración.

El jefe de la diplomacia comunitaria dijo “lamentar” el anuncio hecho este jueves por el presidente de EEUU, Donald Trump, de que retirará a su país del tratado, en el que acusó también a Rusia de “pervertirlo”, al tiempo que ofreció a Moscú negociar un nuevo pacto.

Borrell subrayó que el pacto es un “elemento clave de nuestra arquitectura de control de armas y sirve de medida vital de confianza y construcción de la seguridad”.

Desde que entró en vigor en 2002, el acuerdo ha permitido llevar a cabo más de 1.500 misiones de reconocimiento sobre los territorios de todos los países firmantes, recordó el político español.

Según dijo, el tratado “proporciona transparencia y predictibilidad” y es “una importante contribución a la seguridad y estabilidad europea y global”.

“Todos los Estados parte deben continuar reconociendo esto y garantizar la completa implementación del tratado. Retirarse de un tratado no es la solución para afrontar las dificultades en su implementación y el cumplimiento”, enfatizó.

Borrell señaló además que la UE “examinará las implicaciones” que la decisión de EEUU puede tener “para su propia seguridad”.

El Tratado de Cielos Abiertos de la Organización de Seguridad y Cooperación Europea (OSCE) permite a sus 34 Estados miembros sobrevolar cualquier parte del territorio del resto de participantes, fotografiando desde el aire, con el objetivo de asegurar que sus vecinos o rivales no preparan ataques militares.

El de Cielos Abiertos es el tercer gran tratado sobre control de armas del que Trump se ha retirado desde que llegó al poder, tras dar la espalda al acuerdo nuclear con Irán y romper con el Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF) con Rusia.

Solo queda un único pacto en vigor entre Estados Unidos y Rusia para la reducción de armas nucleares, el Nuevo START, que expira en 2021 y que Moscú ha propuesto renovar sin condiciones, aunque Trump apuesta por un nuevo modelo de control de armas con Rusia que incluya a China, cosa que ese país rechaza.