Internacionales

Miles de brasileños protestan contra libertad de Lula

Colombia, España, Madrid, Argentina, Buenos Aires
Sharon Stone recrea a sus 61 aáos el mítico cruce de piernas de 'Instinto Básico'

“Vine a protestar contra todos esos robos de los políticos, y principalmente Lula, que es el jefe de una banda. Haber soltado a ese hombre es una aberración”, dijo, Edecio Antonio, un jubilado de 77 años que asistió a la manifestación en la avenida Paulista envuelto en una bandera de Brasil

Sao Paulo

Varios miles de personas protestaron en Sao Paulo, ayer, contra la decisión de la Corte Suprema que permitió la liberación del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Este hecho incrementó la polarización en el Brasil.

“Vine a protestar contra todos esos robos de los políticos, y principalmente Lula, que es el jefe de una banda. Haber soltado a ese hombre es una aberración”, dijo, Edecio Antonio, un jubilado de 77 años que asistió a la manifestación en la avenida Paulista envuelto en una bandera de Brasil.

La marcha, dominada por los colores verde y amarillo de la bandera brasileña, fue convocada en más de 70 ciudades por la organización Vem Pra Rua (VPR), que en 2016 fue muy activa en las protestas que precedieron la destitución de la presidenta de izquierda Dilma Rousseff.

CantandoLula ladrón”, los manifestantes también defendieron al ministro de Justicia, Sergio Moro, quien antes de sumarse al gobierno de Jair Bolsonaro fue el juez que llevó a la cárcel a Lula y es visto como un símbolo de la lucha anticorrupción al frente de la Operación Lava Jato.

“En Moro confiamos”, decía en inglés una pancarta, en la que se veía al exjuez vestido de superhéroe. “Estamos en guerra contra este establishment político de impunidad”, arengaban desde un camión parlante de VPR.

“Brasil despertó, por eso estamos contra la corrupción (…). Estamos en alerta”, expresó Thais Rodrigues, una artista plástica.

 

CONSECUENCIA

Se deberán revisar 5 mil sentencias

Preso desde abril de 2018, el exmandatario pagaba una condena de más de ocho años por corrupción pasiva y lavado de activos, pero fue liberado el viernes por la tarde al acogerse a un fallo de la Corte Suprema que prohibió la prisión hasta que no se agoten todos los recursos en la justicia.

 

Esa decisión obligará a revisar las sentencias de casi 5 mil presos. No todos ellos, sin embargo, serán liberados, porque los casos de mayor peligrosidad tendrán dictada prisión preventiva.