Política

NYT | Sin Guaidó, algunos opositores acuerdan negociar con Maduro

Un grupo de partidos opositores minoritarios acordaron iniciar negociaciones con el gobierno del presidente Nicolás Maduro , en principio dejando al margen a las organizaciones partidistas que apoyan al líder opositor Juan Guaidó , quien tiene el reconocimiento de medio centenar de países -incluido Estados Unidos- como líder legítimo de la nación sudamericana.

El pacto fue firmado por representantes de varias fuerzas minoritarias, algunas fundadas por exmiembros de la alianza oficialista , junto con los principales asesores de Maduro en un evento al que asistieron diplomáticos extranjeros.

El documento alcanzado marca la primera gran división entre los grupos opuestos a Maduro desde que Guaidó se declaró en enero presidente interino del país argumentando que el mandatario socialista fue reelecto en mayo de 2018 en comicios fraudulentos.

Pocos minutos después Guaidó consideró una “maniobra” del gobierno el anuncio que realizaron los partidos minoritarios de ir a una mesa de diálogo paralela y dijo que “ya sabemos cuál fue la conclusión de eso”.

Entre los firmantes destaca el partido Avanzada Progresista del excandidato presidencial y exdirigente oficialista Henry Falcón , quien se enfrentó a Maduro en los comicios presidenciales de 2018 y declaró fraude el día de la elección, y el Movimiento al Socialismo (MAS) que formó parte por años de la alianza política del fallecido presidente Hugo Chávez y que luego derivó en un crítico severo tanto del gobierno de Maduro como de los principales partidos de oposición. También estamparon su rúbrica el Movimiento REDES del exalcalde de Caracas y exdirigente oficialista Juan Barreto, acompañado del Movimiento Soluciones, fundado por Claudio Fermín, un exmilitante del partido opositor Acción Democrática, conocido por sus posturas conciliadoras.

Las pláticas se enfocarán en reformar el Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE), en el que cuatro de sus cinco directivos son vistos como cercanos al oficialismo; además de intentar encontrar una solución al punto muerto en que cayó el Legislativo tras la creación de la Asamblea Constituyente, conformado en su totalidad por partidarios del oficialismo, para rivalizar con la Asamblea Nacional controlada por la oposición. La Constituyente, amparada en una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, afín al gobierno, asumió las facultades de la Asamblea Nacional.

El principal facilitador noruego del proceso, Dag Nylander , dejó abierta la posibilidad de que Oslo continúe promoviendo las conversaciones. En su cuenta de Twitter expresó que Noruega se mantiene dispuesta a continuar con su papel mediador en la crisis venezolana.