Internacionales

‘Mi idea es buena; por tanto, el negocio también’

Miami, Estados Unidos, Venezuela, Caracas
O nos transformamos o nos acabamos

Muchos emprendedores piensan que sus negocios serán exitosos porque su idea es buena, innovadora, diferente, entre otras cualidades, pero definitivamente esto no asegura el 100% de éxito ni la sostenibilidad.

Te comparto algunos consejos prácticos para que tu proyecto sea viable:

1. Administra y utiliza el dinero prestado para fines exclusivos del negocio no para hacer otras inversiones que están fuera del contexto.

2. Nada de improvisación.

3. Estar atentos a las necesidades del consumidor y del mercado.

4. Anticiparse a los hechos.

5. Conocer a fondo la actividad donde estás involucrado.

6. Si vas a invertir en algo, procura conocer todo lo que conlleva acerca del mercado, la industria, el consumidor final.

Si bien es cierto que la idea del negocio o el concepto representa algo importante, para ello debes preguntarte como emprendedor: ¿Qué sabes hacer?, ¿qué te apasiona? y luego preguntarte ¿responde a las necesidades del consumidor?

Otro punto relevante para el éxito del negocio —y que muchos emprendedores ignoran— es realizar un estudio de mercado o investigación de mercado, si se necesita un presupuesto y cuestionar cuál es el valor diferenciador, y si el consumidor final lo comprará.

No dejar atrás la parte financiera – económica y conocer datos como la rentabilidad, la salud de la empresa de manera periódica, el producto o servicio más rentable, tener liquidez para que la empresa siga operando, y cómo puedes obtener fondos a unas tasas más accesibles.

La parte profesional y la experiencia del empresario o emprendedor reflejan confianza y seguridad para que el proyecto sea viable. Sin importar la idea del negocio, lo que importa es la ejecución y la cara de la evolución que muestra.

Todos los empresarios están conscientes que su idea principal debe cambiar con el tiempo e ir adaptándose a lo que los consumidores soliciten.

ESPECIALISTA PYMES