Negocios

NYT | Trabajar muchas horas aumenta el riesgo de sufrir un derrame cerebral

Aunque la mayoría de los trabajos tiene un horario establecido, muchas veces esto no se cumple, pues los empleados permanecen más tiempo del indicado cumpliendo sus funciones.

Esto, además de hacer que se pierda tiempo valioso que podría pasar con su familia o amigos, también puede ser muy dañino para su salud. Incluso provocar a la larga un derrame cerebral.

Al menos esto es lo que asegura un estudio publicado en la revista de salud británica The Lancet. La investigación, realizada por Mika Kivimäki y su equipo de la UCL Epidemiology & Public Health, establece que trabajar 55 horas o más a la semana está relacionado con un riesgo 33% mayor de sufrir un accidente cerebro vascular.

 

Estudio

El profesor Mika Kivimaki y sus colegas analizaron los datos de 25 estudios, en donde participaron poco más de 600 mil hombres y mujeres de Europa, Estados Unidos y Australia, los cuales fueron monitoreados durante un promedio de 8 años.

En ese tiempo, los expertos descubrieron que quienes trabajaban más de 55 horas incrementaron considerablemente el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y derrames cerebrales, incluso después de tener en cuenta otros factores como la edad, el sexo, consumo de alcohol, inactividad física, tabaquismo, la presión arterial alta, el sobrepeso y su estatus socioeconómico.

Aún con todo esto, los autores sugieren continuar con la investigación para comprender mejor los mecanismos causales de esta relación entre las horas trabajadas y el riesgo de salud cerebrovascular.

De acuerdo con el profesor Kivimäki : “La combinación de todos los estudios disponibles sobre este tema nos permitió investigar la asociación entre las horas de trabajo y el riesgo de enfermedades cardiovasculares con mayor precisión de lo que era posible anteriormente. Los profesionales de la salud deben tener en cuenta que trabajar largas horas está asociado con que aumenta significativamente el riesgo de un accidente cerebrovascular, y quizás también de enfermedad coronaria”

Para disminuir el nivel de riesgo, los investigadores recomiendan a los empleadores imponer jornadas laborales no mayores a las 8 horas diarias, ya que de lo contrario la salud de sus trabajadores podría deteriorase y eso significaría también una baja en su productividad.

A los empleados se les recomienda no sólo evitar trabajar de más o llevar el trabajo a casa, sino también seguir una vida saludable con una dieta balanceada, actividad física y tiempo de esparcimiento.

 

Otras investigaciones

Investigadores del Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica, en Francia (Inserm), revisaron los datos del estudio Constances, un grupo de 143.592 voluntarios a los que se les monitoriza desde el año 2012 con el objetivo de obtener información sobre la edad (18-69), el sexo, el consumo de tabaco y las horas de trabajo. Además, se analizan los factores de riesgo cardiovascular y si hubo accidentes cerebrovasculares previos.

Los investigadores vieron que un total de 1.224 de los participantes sufrieron un ictus. El 29% de los encuestados (42.542) reconoció tener una jornada laboral larga y el 10% 14.481) haber mantenido dicha jornada durante 10 o más años.

Además, los resultados mostraron que los participantes que trabajaban muchas horas tenían un riesgo de un 29% mayor de accidente cerebrovascular y en aquellos que mantuvieron esta prolongada jornada laboral durante 10 años o más el riesgo era de un 45%.

La jornada laboral prolongada se definió como trabajar más de 10 horas durante al menos 50 días por año.

Los trabajadores a tiempo parcial y aquellos que sufrieron accidentes cerebrovasculares antes de trabajar largas horas fueron excluidos del estudio.

 

SEPA MÁS

Decisión

Estudios anteriores habían observado un menor impacto de las largas jornadas de trabajo entre los dueños de negocios, directores ejecutivos, agricultores, profesionales y gerentes.

Los investigadores señalaron que podría ser porque esos grupos, generalmente, tienen una mayor libertad de decisión que otros trabajadores.

 

Turnos

Otros estudios sugirieron que los turnos irregulares, el trabajo nocturno y la tensión laboral pueden ser responsables de condiciones de trabajo poco saludables.