Internacionales

Reinventan el primer muro del Bronx a través del arte

Miami, Estados Unidos, Venezuela, Caracas
Palomeque: "Mi hijo fue un regalo de Dios"

Sobre la calle 10.ª con carrera 15, uno de los corredores de lo que solía ser la olla más peligrosa del narcotráfico, los trazos de pintura de aerosol invaden un muro de concreto.  Dos hombres que portan un casco blanco y arnés han formado una mezcla de colores para plasmar las palabras de su intervención artística: ‘Renacer para crecer’.

Uno de aquellos hombres es Elliot Tupac, muralista urbano nacido en Lima (Perú). Ha visitado Bogotá dos veces para reinventar las paredes de la ciudad. Con este proyecto, en la localidad de Los Mártires, agrega una ocasión más a la lista.

La casa del Bronx que no demolerán y se volverá un museo Imágenes de la exposición “Bronx, tres años de vida” Video Bronx: tres años después de la toma que erradicó el tráfico de drogas “Este mural tiene un sentido vinculado a la recuperación del Bronx; al renacer y la esperanza de ver un espacio renovado”, señala Elliot. Parte de su técnica se basa en la caligrafía y el lettering.

Tito Rodez es el otro artífice de la obra, quien percibe la urbe como arte callejero y cultura visual. El artista plástico, de origen bogotano, se define como un testigo más de lo que pasó con este espacio geográfico, razón por la cual se solidarizó con la obra.

Desde las 5 de la mañana del jueves 25 de julio, ambos llegaron hasta el lugar para empezar con la intervención. Rodez cuenta que el muro presenta serios problemas en su interior. “Tiene unas condiciones muy fuertes, porque no solo es víctima del paso del tiempo que ha estado acá, sino de las demoliciones”.

Lo primero fue empezar a pelar la pared. Con espátula en mano, los artistas rasgaron la superficie para remover los residuos de arena, tierra y capas de pintura vieja. Tras poner cerca de cinco capas de acrílico PVA, utilizaron una mezcla de color blanco para cubrir los cuatro pisos del muro.

Este mural tiene un sentido vinculado a la recuperación del Bronx; al renacer y la esperanza de ver un espacio renovado

FACEBOOK TWITTER Para moverse con facilidad entre dichos niveles, se desplazaron en una grúa color naranja y curuba que se estira como un brazo. El artefacto simula un elevador, pero mucho más versátil.

En el nivel superior puede verse la figura de un ave; se trata de un colibrí colorido del pico hasta las plumas. Junto a la forma de las letras, fue pintado con aerosoles, brochas y rodillos.

“Con la frase que ha traído Elliot podemos generar más espacios culturales, y este es un punto de partida para ello. La idea es entregarle esto a la gente, hacer del espacio un encuentro entre vecinos y amigos”. afirma Rodez.

En esa misma calle hay inmuebles con ventanas rotas. Algunos guardan escombros como botellas de vidrio y vasos de plástico en su interior. Sobre una de las paredes está plasmado el terror que culminó después de la intervención del Bronx en mayo del 2016.

Los artistas se mueven de un lado a otro en la grúa. Elliot utiliza una brocha para retocar las letras.

Foto: Catalina Arango Bedoya / EL TIEMPO

Letras negras anuncian que las ventas de droga podían mover hasta 130 millones de pesos diarios, en cuanto al licor, 200 millones de pesos en un fin de semana.

Elliot Tupac vino a la capital hace dos semanas para evaluar el muro. Destaca que este tipo de proyectos “son importantes en la medida en que desarrollen una continuidad y un acercamiento constante con los habitantes”.

Esta intervención artística que perdurará en el tiempo marca un antes y un después para las calles y casas donde habitaba el horror. Con la resignificación de este espacio, que empieza con trazos de aerosol como este, los habitantes de la ciudad están más cerca de enterrar el pasado y generar nuevas memorias.

CATALINA ARANGO BEDOYA

ESCUELA DE PERIODISMO MULTIMEDIA EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá