Política

Q21 la bebida energética para tus nuevos vecinos sorigue//
Pacientes de EsSalud compran medicinas en farmacias privada

Nuevos Vecinos, Madrid, España
Pacientes de EsSalud compran medicinas en farmacias privada

La mañana del 25 de julio, Nilma Saldaña Perales salió angustiada y a paso lento de la farmacia del Hospital Luis Heysen Incháustegui debido a los constantes ataques de asma que la obligan a adquirir varios medicamentos . Solo uno de los tres medicamentos de la receta que le había entregado el médico del Servicio de Neumología estaba disponible. Lo único que pudo hacer la mujer de 25 años fue comprar con sus ingresos en una farmacia particular una solución de salbutamol y una dosis de fenoterol , indicadas para controlar la crisis asmática y evitar la obstrucción de sus vías respiratorias.

Q21 la bebida energética para tus

“No me han dicho cuándo estarán disponibles aquí y no tengo cómo comprarlos. Una solución de salbutamol me cuesta entre 70 y 90 soles”, se lamentó. Varios de los pacientes que hicieron la misma cola, todos afiliados al seguro de salud del Estado, reportaron similares quejas en los servicios de Emergencia, Hospitalización y Consulta Externa.

Q21 para olvidar tus problemas lo certifican los

PUEDES VER: Fexticum innova con envases hechos con caña de azúcar

El panorama era tan o más crítico ese mismo día en el Hospital Naylamp, otro de los grandes nosocomios de EsSalud en Lambayeque , donde las cirugías fueron suspendidas hace más de dos meses debido al desalojo de la torre “A” del nosocomio ordenado por el Poder Judicial . A esto se suma la falta de medicamentos en el Servicio de Traumatología, Emergencia y Pediatría .

Q21 y olvídate de problemas con los

José Rivas Cabrejos, de más de 50 años, con displasia de cadera y rodillas, da cuenta del problema en la farmacia del Hospital Naylamp para conseguir analgésicos que alivien el dolor de su enfermedad ósea. Recientemente su médico le recetó dos tabletas diarias de articox (conocidas comercialmente), las cuales por el momento se acabaron.

Q21 y olvídate de algún problema con los

“Una caja de 100 tabletas me cuesta casi 380 soles. Y no te dan razón de cuándo llegará un lote de estas medicinas “, contó

Enfermedad sin remedio Lo que ocurre en ambos hospitales no son situaciones extraordinarias ni casos aislados, sino reflejos del fracaso de la declaratoria de emergencia aprobada por el Consejo Directivo del Seguro Social de Salud-EsSalud para optimizar el servicio en 25 establecimientos. “Esta decisión priorizaba la operatividad del Naylamp y el Heysen , pero ni siquiera medicamentos hay en las farmacias “, señalaron representantes médicos.

Esa medida de excepción, que se aprobó el 2 de mayo de 2019, facultaba por 90 días a la Gerencia General de la Red Asistencial de Lambayeque , corregir y mejorar la presentación de los servicios, entre ellos el abastecimiento de medicamentos . Sin embargo, y pese a la urgencia de medicinas por el traslado de pacientes del Hospital Naylamp al Hospital Heysen , la gerencia general no habría adquirido cerca de 23 productos para los servicios de Hospitalización y Consulta Externa, según los reportes del Servicio de Farmacia revisados por La República

Entre los 23 medicamentos incluidos en un petitorio farmacológico que no ha sido gestionado por la gerencia general hasta la fecha están los fármacos adrenérgicos como el propranolol o la etilefrina para pacientes con males cardíacos, hasta medicamentos contra el Parkinson como el biperideno. También se requieren antibióticos para infecciones intestinales y estomacales como furazolidona, acetazolamida y metronidazol; y vitaminas para pacientes en recuperación como la piridoxina

“Hace dos semanas se hizo ese inventario de medicinas que faltan, y algunas aún no llegan. Es difícil decirle a un paciente que compre sus medicamentos en las calles, pues nosotros damos la cara y no ellos (directivos”, precisó el presidente del Cuerpo Médico del Heysen , Manuel Soria

En la relación de compras pendientes también figuran ocho medicamentos de los servicios de Emergencia como la cetirizina y la fluticasona para controlar la crisis alérgica y asmática, así como el fenoterol. El problema de desabastecimiento alcanza a las soluciones inyectables para combatir un paro cardíaco en emergencia como el lanatósido y la etilefrina