Internacionales

Bloquean cuentas de ocho socios vinculados con Collado

[email protected]

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda ha congelado las cuentas de ocho personas relacionadas con el abogado Juan Collado, quien es investigado por la Fiscalía General de la República (FGR) por su probable responsabilidad en la comisión de delitos como delincuencia organizada y lavado de dinero.

“Hemos participado en ese proceso, pero no puedo dar datos por el sigilo de las investigaciones. Hasta este momento hemos bloqueado a ocho personas relacionadas con ese hecho”, dijo el titular de la UIF, Santiago Nieto.

En breve entrevista en Palacio Nacional, el funcionario dijo que están colaborando en la indagatoria que realiza la FGR.

El martes pasado la UIF solicitó el aseguramiento de las cuentas del abogado Collado, así como de José Antonio Rico Rico, José Antonio Vargas Hernández, Roberto Isaac Rodríguez Gálvez y Tania Patricia García Ortega, quienes también son investigadas por delincuencia organizada y lavado de dinero.

Desalojan corporativo. Libertad Servicios Financieros comenzó el desalojo de su edificio corporativo, en Bernardo Quintana número 9791, en la colonia Centro Sur, en el municipio de Querétaro, como medida preventiva ante el posible aseguramiento del inmueble, solicitado por las autoridades federales, distribuyendo a los aproximadamente 200 empleados a otras instalaciones de la firma.

El vocero de Libertad Servicios Financieros, José Luengas, informó que la empresa tramitó un amparo contra el aseguramiento de su edificio corporativo, solicitado por la (FGR) como parte de la investigación a Juan Collado.

“Este aseguramiento no se ha dado. Se dio la solicitud, como fue público en su momento. El equipo jurídico interpuso la solicitud de un amparo, el cual lleva un proceso. Eventualmente se definirá si se acepta o no el amparo. El estatus actual del amparo es que está en proceso”, señaló.

Indicó que el aseguramiento todavía no ha sucedido, por lo que no hay sellos.

De manera preventiva, subrayó, lo que decidió la organización es que los empleados de ese edificio en particular, anticipando que pudiera presentarse el aseguramiento, fue reubicado en otros edificios de Libertad en Querétaro, con el objetivo de garantizar la continuidad de las operaciones.

Enfatizó que las medidas son para garantizar la continuidad de las actividades de la empresa, “para que no exista duda de que la firma seguirá operando, es una garantía que los recursos, los ahorros, las inversiones y los créditos ahí están, existen y se seguirá trabajando de manera normal”.

Apuntó que Libertad Servicios Financieros tiene carca de 2 millones de clientes, así como 187 sucursales en todo el país.

Luengas recalcó que los clientes de Libertad pueden confiar en que sus inversiones, ahorros o créditos están seguros.