Política

Trump agita una hoja de papel: es el acuerdo secreto con México, dice

trump_agita_una_hoja_de_papel_es_el_acuerdo_secreto_con_mexico_2C_dice.jpg

El presidente, Donald Trump, sacó una hoja de papel doblada en dos de su saco, hizo como que la iba a leer, la dobló otra vez y mientras la agitaba dijo “aquí está, pero no lo pueden ver todavía”.

La escena teatral se suscitó después de que reporteros le preguntaran acerca del trato secreto que según él ha firmado con México. La hoja de papel habría sido ese trato, aunque no hay modo de saberlo.

“Aquí mismo está el acuerdo”, dijo Trump. “Es muy sencillo. Aquí está. Y aquí dentro está todo de lo que quieren hablar. Hecho. Está hecho. Está hecho”.

Y agregó: ” Ese es el acuerdo que todos dicen que no tengo “.

Mientras mostraba la hoja de papel, Trump dijo que no enseñaría el contenido del documento, porque estaba esperando a que México anunciara el acuerdo “en el momento correcto”.

El Gobierno de México ha negado que tal acuerdo exista .

“No hay nada más allá de lo que expliqué”, dijo el canciller mexicano Marcelo Ebrard, durante una conferencia de prensa este martes en la que mostró su propia hoja con los acuerdos públicos a los que se habían llegado para evitar los aranceles contra México.

“Solo les doy mi palabra y me encantaría hacerlo, pero lo congelarán”, dijo Trump a los reporteros, señalando el papel. “Lo detendrán, lo analizarán. Cada letra que verán. Pero aquí está el acuerdo”.

Trump ha afirmado que México aún no puede anunciar el acuerdo porque debe pasar por su legislatura.

Después de que se dieran a conocer los detalles del acuerdo oficial, la administración Trump fue criticada porque se dijo que el acuerdo no tenía mucho de nuevo, según ha reportado la cadena NBC.

Algunas de las medidas que se especula podrían incluirse en un supuesto acuerdo secreto o en futuras rondas de negociaciones tienen que ver con la calidad de México como primer país seguro para los solicitantes de asilo.

Se trata de una convención que México se ha resistido a adoptar y bajo la cual los migrantes centroamericanos deberían pedir asilo en México antes que en Estados Unidos.

Sin embargo, Ebrard dijo a la agencia de noticias The Associated Press que estaba dispuesto a sentarse a negociar sobre el tratado de primer país seguro, si las medidas propuestas por México para frenar el flujo de indocumentados fallan en el plazo de 90 días que se acordó.

Esos acuerdos cambiarían por completo las reglas del asilo sin necesidad de cambiar la ley migratoria estadounidense. Hasta ahora, lo más cercano que Trump ha conseguido es que México acepte a miles de inmigrantes ( 10.000 hasta la fecha , pero Estados Unidos planea ampliar el programa) para que esperen allí hasta conocer, en meses o años, si se les ha concedido el asilo.

La Casa Blanca hizo público un comunicado común sobre los logros alcanzados el viernes en el acuerdo, en su mayoría sobre mecanismos de cooperación ya existentes.

MÁS INFORMACIÓN