Uncategorized

La recompra de bonos puede mejorar la nota crediticia del país

la_recompra_de_bonos_puede_mejorar_la_nota_crediticia_del_pais.jpg

El reperfilamiento de una parte de la deuda en bonos que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) inició el pasado lunes 10 de junio de 2019 ha causado reacciones positivas en los mercados internacionales.

El Gobierno consiguió, el lunes 10 de junio, $ 1.125 millones con un interés de 9,05 %, a través de la reapertura de los bonos que se emitieron en enero de este año con un interés de 10,75 % y que vencen en 2029. Según el MEF, el costo real de la transacción bajó de 10,75% a 9,85%.

Según el MEF, durante la jornada del lunes, se presentó una demanda de hasta $ 3.800 millones por parte de 180 inversionistas de distintos países.

Ecuador recibió $ 1,11 por cada dólar de deuda emitida gracias a que los papeles ecuatorianos se revalorizaron . Esto significó $ 120 millones más para comprar más bonos 2020.

El Gobierno debe afrontar el pago de $ 1.500 millones de los bonos 2020 en marzo del próximo año. De esos $ 1.500 millones en papeles, según el MEF, el Gobierno podrá recomprar más del 78 % con el dinero conseguido a través de la nueva emisión de bonos. Ahora, Finanzas está a la espera de que los tenedores de bonos 2020 quieran venderlos. Se espera resultados en los próximos cuatro días.

Cómo se pagará la deuda ecuatoriana en bonos ha sido una gran interrogante, tanto para el Gobierno como para los mercados internacionales.

Esa incertidumbre fue una de las causantes para que las calificadoras de riesgo bajen la perspectiva de la deuda soberana de estable a negativa, durante 2018 y el presente año.

Analistas de Moody’s y Fitch , dos de las tres calificadoras de riesgos más influyentes del mundo, consultados por EXPRESO, aseguraron que el reperfilamiento de la deuda puede ser un factor para mejorar la perspectiva de la calificación crediticia en el corto plazo.

Actualmente, la calificación de Moody’s para Ecuador es B3 y la de Fitch es B-, ambas con perspectivas negativas . Los papeles con esas notas se consideran en el mercado como ‘bonos basura’.

Renzo Merino , el vicepresidente adjunto de Moody’s, aseguró que hay que esperar cuál es la reacción de los tenedores de los bonos 2020 en los próximos días. No obstante, adelantó que la transacción puede ser un aspecto importante a tomar en cuenta a la hora de revisar la perspectiva crediticia, pero también se considerarán otros factores, como el cumplimiento de las metas del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). La agencia calificadora prevé revisar la perspectiva para fines de año, según Merino, pero el cambio positivo se podría efectuar con anticipación si la reforma tributaria se aprueba.

Para Richard Francis , director de Deuda Soberana de América Latina de Fitch, el reperfilamiento de la deuda es algo que puede ayudar a reducir las necesidades de financiamiento para 2020. Francis aseguró que mejorar la perspectiva no sería muy difícil y que el reperfilamiento será un punto a tomar en cuenta en sus análisis. El personal de Fitch estará en Quito dentro den un mes y se espera una decisión respecto a la calificación en agosto de 2019.