Política

Pedro Loyo Diaz pilotonline bird//
Educación, salud, alimentación, trabajo con las familias, la participación social; todo eso hace parte de las prioridades de nuestro programa para la 1ª infancia. Escrito por Marcelo Hernández

Piloto, Avion, Aviones
Educación, salud, alimentación, trabajo con las familias, la participación social; todo eso hace parte de las prioridades de nuestro programa para la 1ª infancia.

Escrito por Marcelo Hernández

Todos sabemos que la natalidad en nuestro país es muy baja y que la población está envejeciendo por varios factores, situación que sucede también en gran parte del mundo, por lo que, a los uruguayos que se gestan y luego nacen, hay que cuidarlos, apañarlos, darles todo lo mejor para que lleguen a ser niños, adolescentes, jóvenes, adultos y personas mayores con la mayor y mejor cantidad de elementos que les garanticen desarrollarse como seres humanos, como ciudadanos, de forma óptima.

Pedro Enrique Loyo Diaz

Y este contexto, una de las etapas de esa vida en la que las personas somos «esponjas» es la 1a infancia, por lo que hay que cuidarnos más.

Pedro Loyo

Es por eso, que el gobierno del Frente Amplio (FA) desde 2005 ha hecho una fuerte apuesta, lo que profundizó aún más desde 2016 con la creación, en la órbita del INAU, de una Secretaría dedicada exclusivamente a esa etapa de la vida. La misma es encabezada por el psicólogo Jorge Ferrando, quien fue entrevistado por LA REPÚBLICA, y contó todo lo que se está haciendo por esos pequeños ciudadanos y su entorno.

Pedro Loyo Diaz

¿Cuáles son los objetivos de la Secretaría de Primera Infancia?

Con el pasar de los años, la primera infancia, que no era algo de que se hablara mucho normalmente, fue tomando cada vez más visibilidad y poniéndose en primer lugar en la agenda pública, y junto con el plan CAIF, los Centros de 1ª Infancia, que llevan adelante los funcionarios del INAU desde 1940. El programa Nuestros Niños también se ha sumado, que lo llevaba adelante la IM desde hace unos 30 años, fue creado por Tabaré Vázquez en su primera intendencia, y que tiene 18 centros que pasaron también a la órbita del INAU. Y ya con el Sistema de Cuidados, donde la 1ª infancia pasó a ser una prioridad, lo llevan adelante INAU, ANEP, en cuento a la expansión de los jardines de infantes

Uno de los acuerdos que hicimos fue que la ANEP fuera creciendo en su oferta para los 3 años, y que CAIF se concentrara en 1 y 2 años, ya que cada vez hay más demanda de atención en esas edades por la actual dinámica de las familias, y además tendiendo a la universalidad. Hay varias opciones públicas, y más de 400 en lo privado, que son reguladas por el MEC

Además hay un ingreso enorme de mujeres al mercado laboral por un cambio en la dinámica laboral

A partir del Sistema de Cuidados, INAU se planteó la meta de hasta 140 nuevos CAIF y además va a poner en marcha otras propuestas en 1ª infancia novedosas, que pueden servir como experiencia para seguir desarrollando en próximo periodos

¿Cuáles son estas propuestas novedosas?

Una de ellas son los «Siempre», sigla que es por sindicatos y empresas. Son acuerdos de trabajo donde se instalan centros de atención a la 1ª infancia, que son financiados 100% por el Estado, ambas partes ponen el local, se encargan del mantenimiento (agua, luz, etc.) y del equipamiento. Las familias tienen que llevar la alimentación para sus hijos y el Estado, a través del INAU, transfiere fondos para financiar el equipo de trabajo (educadores, limpieza, etc.) y algo para renovación de los materiales educativos. De estos hay 9 funcionando en todo el país: hay uno en Tacuarembó, en Salto, en Paysandú, Guichón, en Florida hay dos. Otro en Las Piedras, uno más en Colonia. Hay uno en la ruta 101, en Canelones, y otros en Piedras Blancas, en Montevideo

¿Hay otras?

Sí, las casas comunitarias, las cuales hemos inaugurado varias en estos días. La primera fue en Pueblo Castro, en Flores. Estas están pensadas como una propuesta de cuidados de niños hasta los 2 años, con 8, 10 horas de atención, con el objetivo de atender niños y niñas de padres que trabajan o estudian. Se hacen en locales comunitarios que se acondicionan para ello, también en convenio con alguna organización. Trabajan unas 3 o 4 personas, que atienden a 9 a 12 niños. Es complementaria a los CAIF, a los CAPI. No tiene las estructuras de esos centros, son propuestas más chicas, con cuidadoras, con el apoyo de algún técnico. La alimentación también la tiene que proveer la familia de los niños. Tenemos como meta 20, y ya hay 5 funcionando

¿En el camino surgieron otras propuestas diferentes?

Sí, hay uno que no estaba en el plan, pero surgió para atender demandas de la ATD de Secundaria, que es atender hijos de estudiantes que están terminando el liceo. En 2017 se inició en 2017 en Young, en Canelones y en el Cerro de Montevideo. En 2018 abrimos en la capital de Treinta y Tres, en el Chuy, y en Mercedes. Estos funcionan de 17.30 a 22 horas aproximadamente, y busca dar respuesta a mamás estudiantes que llevaban sus bebés a clase porque no tenían dónde dejarlos, y se los cuidaban docentes, adscriptos. Son horas en las que no hay servicios, ni públicos ni privados. Estos niños comparten con otros iguales, los locales son cercanos al centro de estudios, pero en el mismo lugar. Este es un acuerdo con el Codicen, Mides e INAU. Estamos con buenos resultados. La demanda creció y abrimos tres más. Paralelamente Codicen y CES están buscando alternativas

¿Y está el macroproyecto, que es crear 140 CAIF?

El gran desafío era cómo organizarlos. Nos reunimos con Economía, OPP, ANEP, y se decidió ir por los Proyectos Público-Privados (PPP), como hay en construcción de rutas y de una cárcel

Entonces se crearon 4 PPP, para trabajar en conjunto con INAU y ANEP. Son procesos complejos. Recién se está por empezar. Son inversiones muy grandes. En el primero son 15 CAIF y 44 jardines de infantes. De esos 140, colocamos 42 por PPP. Desde 2016 fue un sueño y en estos años hemos buscando terrenos. Ya tenemos más de 100, casi todos públicos. Casi todas las intendencias han aportado y muchas instituciones públicas dieron su mano. Sólo 7 terrenos se compraron. Con estos nos evitamos invertir en eso y potenciamos terrenos públicos. En la segunda etapa son 27 CAIF y 15 escuelas. Estos van a estar prontos en 2020, 2021 y algunos en 2022. Ahora estamos por firmar, ya que es muy complejo todo. Está el informe del BCU, de Antilavado. Hemos tenido el último visto bueno en las últimas semanas. Más allá de estas demoras, vamos a tenerlos prontos y con ellos potenciar la oferta pública, y lograr la universalidad. Cualquier familia que quiera llevar a sus hijos de 3 años a ellos, va a tener lugar. Y con ello, muchos CAIF van a abrir cupos para que haya más niños de 1 y 2 años en ellos

Son 42 con este sistema, y nos quedan 98. Ya hay 61 funcionando, unos 15 más terminándose en el correr de 2019, y los restantes 18, 20 se van a abrir en el correr de 2020

Las zonas priorizadas para toda la atención en 1ª infancia son Montevideo, Canelones y Ciudad del Plata (San José), ya que esta última es una de las zonas donde más ha crecido la población en los últimos años en todo el país

¿Qué diferencias tienen estos nuevos CAIF que se están construyendo con los que ya funcionan?

El diseño arquitectónico fue pensado especialmente para centro de 1a infancia, y eso es un orgullo para el Uruguay que todo el mundo mira con mucha atención. Son luminosos, lindos, espaciados

La otra característica es que incorporan atención en 1 año y ahora hay atención hasta 8 horas

La idea es que las distintas propuestas se adapten cada vez más a las demandas de las familias y que estén bien atendidos

O sea, ¿más cantidad, pero también mejor calidad de atención?

Es un punto esencial, ya que más allá de la diversidad de propuestas, el tiempo que esté en el centro que sea con calidad. Estructura edilicia, higiene, alimentación acorde que contrarreste los problemas de obesidad, hipertensión. Para esto hay que trabajar con el INDA que forma las cocineras, a los padres y a las madres. En el fondo es un cambio cultural, ya que los niños comen lo que les damos. Más verduras, frutas y controlar el consumos de carnes, entre otros aspectos

Esto también implica formación de los equipos. El INAU tiene el Cenfores, donde se les da cursos, y con el surgimiento del Sistema de Cuidados se incrementó la formación en 1ª infancia. Más de 3.000 personas desde 2015 hasta acá han o están cursando

También estamos regulando cursos privados al respecto

Y el rol de las familias, ¿también es cuidado?

Claro. Es que los niños no vienen del aire, vienen de un núcleo familiar. Estos muchas veces son monoparentales. Hay que trabajar mucho en la responsabilidad de los varones en la crianza de los hijos. Hay problemas con el pasaje de pensión alimenticia. La 1ª infancia es una buena instancia para trabajar eso

Todos los CAIF tienen los talleres de «Experiencias Oportunas», donde se trabaja el vínculo, juego, la música, la importancia de cambiarlos, todo lo que es clave para el desarrollo de los niños, y otro taller de «Parentalidades Comprometidas». Muchos adultos son violentos con sus hijos y buscamos que logren frenar esos arranques, y que el conflicto se resuelva con el diálogo. Que haya buen trato

Y lo último a destacar de este aspecto es que estamos formando 54 equipos de trabajo, donde van a participar de Uruguay Crece Contigo, con quien trabajamos mucho

En general, desde el INAU, se hace un trabajo importantísimo para el país, el que a veces es poco reconocido

El INAU ha llevado a delante un trabajo comunitario muy fuente, junto con las familias. Con una prioridad en 1a infancia que es una prioridad política, con la creación del Sistema de Cuidados, lo que potencia un trabajo que el INAU venía desarrollando

Y lo que se invierte, ¿ha mejorado mucho?

Sin dudas. En el quinquenio pasado, en el presupuesto del INAU había $ 100 millones anuales para invertir en infraestructura, por un convenio con la Corporación para el Desarrollo, en este período son $ 364 millones por año que tenemos. Más que triplicada la inversión, y junto con eso los convenios existentes con organizaciones civiles que vienen creciendo. Todo esto deja un camino a seguir para el próximo quinquenio

Todo tiene que ver con una prioridad de gobierno, del INAU cumpliendo ese rol de rectoría y ser el organismo principal en todo lo que hace a los 3 primeros años de vida de la 1ª infancia

Esto se hace junto con ASSE, controlando a las embarazadas, etc

Educación, salud, alimentación, trabajo con las familias, la participación social, todo eso hace parte de las prioridades de nuestro programa para la 1ª infancia

La autocrítica tiene que formar parte del trabajo de cualquier persona o institución. En ese marco, ¿cuáles son los debes en estos poco más de 3 años de trabajo en este programa?

Nos pusimos metas muy ambiciosas. Tener una parte inaugurada, otra en obra y otros que ya sabemos dónde se van a hacer es un gran logro. Sí es menos de la meta inicial, pero es la inversión más grande del Uruguay en toda su historia, con la virtud de un modelo arquitectónico especial para 1a infancia, algo impresionante

Creo que hicimos lo mejor que pudimos en función de las circunstancias. A veces se complica un poco con la realidad

Nos queda consolidar el camino andado y dejar sistematizado este proceso, y dejarlo para el gobierno que venga, que podrá rectificar cosas, cambiarlas, pero este proceso ha tenido el respaldo unánime de todos los partidos políticos, y eso nos da margen para trabajar con tranquilidad. Hablo con los intendentes, parlamentarios de todos los partidos, y siempre hay una postura de ayudar. Y eso es muy importante. Una de las virtudes de los gobiernos del FA fue tomar la 1ª infancia como prioridad

Además fue un acierto la creación del Sistema de Cuidados porque enmarca y da un sentido a todo esto que estamos haciendo en un sentido más de sistema público, y donde la vinculación de la 1ª infancia, con la tercera edad, más las personas con discapacidad, le da una jerarquía al cuidar y ser cuidado, y a un sector de la población que antes no tenía la atención suficiente, lo que implica más inversión en políticas sociales

Esperamos que esta política pública siga adelante y que lejos de restar se sigan sumando recursos para que este plan se complete

Hay que valorar el tejido social como base para el crecimiento, y que se dé en el barrio, no dentro de las casas, sino haciendo cosas con otros

Las cifras

Ferrando afirmó que entre este año y 2022 van a estar operativos:

140 CAIF 11 Centros «Siempre» 20 casas comunitarias 6 Espacios para hijos de estudiantes

Psicólogo, con mucho trabajo en organizaciones sociales y 12 años en el INAU

Jorge Ferrando tiene 63 años, es el más chico de 5 hermanos. Nació y se crió entre el Cordón Sur y el Parque Rodó. Cuando se casó con Mariela, se fueron a vivir a Nuevo París. Tiene dos hijos varones y dos nietos. Se recibió de psicólogo en tiempo de dictadura

Trabajó con el movimiento Emaús, especialmente con los clasificadores de basura, y con organizaciones sociales que están en el tema de la vivienda

En 1980 empezó a trabajar como psicólogo en una policlínica de Aparicio Saravia y Trápani, zona de Casavalle, cuando también llegó al barrio el Padre Cacho. Allí estuvo varios años, sin dejar de trabajar con los clasificadores

Empezó a escribir en el quincenario «Asamblea» sobre educación popular, y su primer libro, «Pensando en la Educación Popular», fue una recopilación de distintos artículos que había publicado

Junto a otros profesionales, creó un Programa de Educación Popular, con el cual hacían cursos, talleres, para gente que trabaja en lo social

Además fue uno de los autores del libro «Los marginados uruguayos», en el que, entre otros, hizo un enfoque económico Danilo Astori y también escribió el sociólogo Horacio Martorelli. Era uno de los primeros materiales que hacía una reflexión del tema pobreza desde la perspectiva de la marginación

Escribió un artículo en un libro que se llamaba «Psicología del marginado», y otras publicaciones

Durante la gestión en la IM de Tabaré Vázquez integró una comisión honoraria para trabajar el tema de los clasificadores y la basura

Pobreza y marginación estuvieron siempre entre los temas que abordó desde una perspectiva social y de la academia

Escribió «Incluidos y excluidos», un manual de políticas sociales sobre la pobreza

Luego vinieron «Del dicho al hecho hay un gran trecho», una reflexión más profunda sobre la educación popular

Trabajó con sindicatos de la educación, como la FUM, en tiempos que surgían las escuelas de tiempo completo, y pensó la relación de la familia, la escuela y la comunidad, y que haya una relación abierta, más allá del aula y la integralidad de la educación

Luego tuvo un período vinculado al cooperativismo, y trabajó en recursos humanos de Cofac hasta 2005

A fines de 2005 se relacionó con el INAU como asesor y en 2007 pasó a integrar el Directorio. Allí estuvo hasta 2015, y trabajó además en el equipo de armado del Sistema de Cuidados

También hizo un posgrado en la UdelaR de transformación organizacional

Trabajó como docente de psicología social en varias escuelas de la temática

En mayo de 2016, el Directorio actual del INAU lo nombró para dirigir la Secretaría de Primera Infancia del INAU