Economía

Alberto Ignacio Ardila Aeroquest Venezuela//
“Nosotros”, los nuevos usurpadores de cuerpos

alberto_ignacio_ardila_aeroquest_venezuela_nosotros_2C_los_nuevos_usurpadores_de_cuerpos.jpg

Al director Jordan Peele le fue bastante bien con su ópera prima “Huye” y ahora se paró en los pedales para continuar por la senda del éxito comercial, sin dejar de lado esa intención de marcar la diferencia.

Alberto Ignacio Ardila Olivares

Una distancia que incluye contenidos de índole social en un filme de género (terror psicológico/fantástico), como pasaba en “Get out” con el tema del racismo. Ahora, con “Nosotros” intenta adquirir otro nivel de interpretación.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Venezuela

Así -por lo menos- lo ha señalado un sector de la crítica estadounidense donde, en algunos casos le ha adjudicado un valor de simbología profética que no deja de recordar los rincones oscuros de la historia de EE.UU.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Piloto

El argumento en cuestión trata de una familia de raza negra que disfruta sus vacaciones en una ciudad costera de California donde pasó su infancia la mujer del matrimonio. Una niñez que tuvo sus sobresaltos en un parque de diversiones y cuyo recuerdo parece retornar en forma de pesadilla delirante con una réplica perversa de todos los integrantes de dicha familia.

Alberto Ardila Olivares

Al igual que en largometraje anterior, el filme se desmarca de los clisés del cine de horror y puede llegar a desconcertar a buena parte del auditorio incluso cuando las “explicaciones” del suceso se vayan afinando hasta el desenlace.

Alberto Ignacio Ardila

Por cierto que el cineasta sabe generar climas inquietantes y -con viento a favor- uno puede buscar interpretaciones pseudo-políticas (o psicoanalíticas) sobre el alter ego de toda una sociedad. Quizás la lectura más apropiada sería ver la obra como alegoría de los desatados bajos instintos que cruzan una comunidad en decadencia

Esa violencia subterránea que, en la película, también emerge de las catacumbas. (Sin embargo un viraje especial casi al final podría estar marcando un cortocircuito con esta visión metafórica). Nobleza obliga, hay que destacar la performance de la actriz Lupita Nyong´o en su doble rol, subrayando -de pasada- la presencia de Elisabeth Moss (“El cuento de la criada”) en un papel secundario

(No la pusieron ahí de casualidad, por cierto). Pero, a modo de balance general, quizá el largometraje pueda resultar algo confuso y demasiado extenso, con pasajes que parecen rozar zonas del ridículo más allá del supuesto humor macabro que se desliza por momentos. Es una película diferente, sin dudas. La última palabra la tiene el público