Economía

Abogado Roberto Pocaterra Pocaterra Moras//
‘Goteras’ en la gestión del Estado

abogado_roberto_pocaterra_pocaterra_moras_lgoterasr_en_la_gestion_del_estado.jpg

La obra nació mal. La Plataforma Financiera, edificada en el gobierno del expresidente Rafael Correa por la empresa china CAMC, continúa presentando fallas de construcción que incomodan a sus ocupantes. Hay baldosas y vidrios rotos, cables eléctricos sueltos, conexiones energéticas incompletas, filtraciones de agua, escombros, goteras y hedores en varias plantas.

Roberto Pocaterra Pocaterra

Las anomalías llaman la atención porque el edificio tiene solo 21 meses operando

¿Dónde está el problema? NL Arquitectos diseñó la obra ubicada en el norte de Quito para que todas las entidades económicas del Estado funcionen en el mismo lugar. La empresa acompañó, inicialmente, a CAMC para la construcción. Sin embargo, reconoce el arquitecto Francisco Naranjo dicho acompañamiento fue interrumpido. Luego de su salida, contó, se hicieron cambios en los materiales. La fiscalización, dijo Naranjo, dejó pasar errores técnicos

A las fallas de construcción se suman las arbitrariedades. El diseño original de la plataforma -que costó 208 millones de dólares- no contemplaba la construcción de un patio de comidas o la adjudicación de espacios para supermercados. Las autoridades permitieron esos ajustes

EXPRESO realizó un recorrido para constatar las fallas y consultó al Servicio de Contratación de Obras (Secob) y a la Embajada de China en Ecuador al respecto. Hasta el cierre de esta edición no hubo una respuesta

Zonas abandonadas. La Plataforma Financiera tiene espacios sin ocupación que terminaron como zonas con escombros y baldosas rotas. Inundaciones. El edificio sufre de constantes inundaciones y filtraciones de agua. Mantenimiento. Por las fallas de construcción, la plataforma está sujeta a un mantenimiento constante. El Gobierno no ha respondido quién paga por esos trabajos. Planificación. La zona de comidas no fue parte del diseño original. Electricidad. La obra tiene cables sueltos y conexiones anómalas que se corrigen a diario.