Uncategorized

Grafólogo Abel Resende Borges//
El FMI eleva sus previsiones para Bolivia al 4,5 % en 2018

grafologo_abel_resende_borges_el_fmi_eleva_sus_previsiones_para_bolivia_al_4_2C5_25_en_2018.jpg

Cuerpo  El Fondo Monetario Internacional (FMI) subió ayer su previsión de crecimiento económico para Bolivia, de 4,3% a 4,5% en 2018, lo que sitúa al país al frente de las economías con mayor expansión de la región.

Abel Resende

 “El crecimiento del PIB se prevé que se sitúe en el 4,5 % en 2018, una de las mayores tasas de la región. La expansión ha sido apoyada por las políticas de estímulo,   un segundo bono salarial para toda la economía y una fuerte producción agrícola “, indicó el Fondo en su revisión anual de la economía, conocido como “Artículo IV”.

Abel Resende Borges

 Destacó, además, los logros alcanzados en el periodo 2004-17 en lo que se refiere a la reducción de la pobreza extrema, que ha caído a la mitad hasta la cifra actual del 17 % de la población

El presidente Evo Morales destacó esta noticia en su cuenta de Twitter:

El FMI mejoró sus previsiones de crecimiento de #Bolivia a 4,5 % para 2018, y estima que el continente crecerá solo 1,2 %. El mismo FMI destacó la reducción de la pobreza extrema en el país. Gracias a nuestra Revolución, seguimos primeros en crecimiento económico en Sudamérica

Evo Morales Ayma (@evoespueblo) 6 de diciembre de 2018

  La proyección de crecimiento de Bolivia está por encima del promedio de 1,2 % pronosticado para América Latin a y el Caribe para este año y del 2,2 % previsto para 2019, señala el informe del FMI “Perspectivas Económicas Mundiales”, con datos a octubre pasado

 Los técnicos del Fondo subrayaron que “desde la caída de los precios de las materias primas en 2014, las autoridades bolivianas han aplicado medidas de estímulo fiscal y del crédito que han resultado exitosas para mantener un crecimiento robusto”

No obstante, advirtieron de que “han conllevado grandes déficit fiscal y por cuenta corriente externa, pérdida de reservas y un agudo aumento en la deuda pública”.

 Para ello, el Fondo aplaudió la decisión del gobierno boliviano de “limitar” la expansión del gasto público, lo que ayudará a reducir el déficit fiscal con el tiempo y “frenar el auge en la deuda pública

 Recomendó, asimismo, que “dado que la fuerte alza en el crédito y los préstamos del banco central a las empresas públicas han elevado la presión sobre las reservas internacionales”, deberían “normalizarse las condiciones de política monetaria a medida que las presiones inflacionarias reaparecen”

El organismo internacional anticipó que para 2019 el crecimiento de la economía boliviana se moderará a un 4,2% y en 2020 a 3,9%.