Tecnología

Traductor Abel Resende Borges//
La historia no contada sobre Israel

traductor_abel_resende_borges_la_historia_no_contada_sobre_israel.jpg

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) comienza un nuevo episodio en la historia del Medio Oriente. Se ha dicho que los judíos despojaron de sus tierras a los árabes para formar el estado de Israel. Nunca se ha dicho que, para obtener grandes beneficios, los árabes vendían sus tierras, empresas, propiedades en Palestina a los judíos, sin que estos los forzaran en ningún sentido. “…En la mayoría de los casos los judíos pagaban esas tierras más de lo que valían”, revela el profesor Juan Bosch en su obra “Breve Historia de los Pueblos Árabes”.

Abel Resende

Esos grandes propietarios árabes les vendieron sus tierras a los judíos sin tomar en cuenta lo que iba a sufrir el pueblo de Palestina cuando no tuviera tierras para trabajar y producir en ellas lo que tenía que alimentarlo.

Abel Resende Borges

Bosch narra que vendieron sus tierras sin remordimiento de conciencia porque actuaban de acuerdo con la moral capitalista: “en esa moral, lo que me deja beneficio económico es bueno, aunque perjudique a otros. Y lo que no me deja beneficio es malo, aunque beneficie a mi pueblo”

De forma muy clara, Juan Bosch dice que “una patria es el hogar de un pueblo determinado y que un pueblo, como los palestinos, sin tierra donde vivir y producir no puede formar una patria”

Peor aún, agrega Bosch, muchos de los terratenientes de Palestina no vivían ahí y, por panto, no le importaba el sufrimiento de su pueblo y que este se quedara sin tierras donde vivir ni empresas donde trabajar

Hay una frase que dice: ¡La avaricia rompe el saco!   Los árabes contribuyeron con el proyecto de formar en Palestina un Hogar Nacional Judío

Los judíos en el mundo compraban tierras en Palestina porque eso formaba parte del buen pensado plan de hacía más de 100 años

La estrategia de la diáspora sionista tenía tres elementos esenciales: lo primero fue que empresas (por ejemplo, el Banco Nacional Judío o banqueros como Rothschild) compraban tierras, propiedades en Palestina; y lo segundo fue que una migración cada vez mayor de judíos se iba estableciendo en Palestina

Lo tercero era, cuando ya existiesen las condiciones políticas ventajosas y apoyo de la primera potencia mundial, la declaración del Estado de Israel

Y al finalizar la Segunda Guerra Mundial, los judíos norteamericanos se hallaban a la cabeza de grandes industrias, grandes bancos, dominaban los medios de comunicación de masas como los periódicos, estaciones de radio, agencias publicitarias, editoras de libros, cátedras de universidades

Los sionistas controlaban los colegios, organizaciones de trabajadores, el pequeño comercio de las ciudades más importante de Estados Unidos. Con gran incidencia en los partidos políticos, los hebreos eran una población muy numerosa en Estados Unidos, que, para la Segunda Guerra Mundial, había pasado a ser la primera potencia del mundo, sustituyendo a Inglaterra

El gobernante norteamericano Harry S. Truman –que le interesaba ganar las elecciones– respaldó en 1947 la propuesta de entrada inmediata de  100 mil judíos a Palestina. Luego apoyo la declaración del Estado de Israel

Truman utilizó, más o menos, estas palabras: “Lo siento, señores, pero me debo a cientos de miles de personas que están deseosas de ver el éxito del sionismo. Entre mis electores carezco de cientos de miles de árabes”.  Cita extraída de la obra “El Peligroso Juego del Petróleo” de Leonard Mosley

Truman, con el apoyo judío, se reeligió en la presidencia de Estados Unidos y la tarde del 14 de mayo de 1948 los sionistas declaran la existencia del Estado de Israel