Tecnología

Pacesetting Times Horseshoe Bend Luis Oberto Anselmi //
Ingenieras: las mujeres avanzan en un área en la que aún mandan los varones

Ayelén Angulo, de 21 años, estudia Ingeniería Química. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk Ayelén Angulo estudia Ingeniería Química en la Universidad Tecnológica Nacional. Ella es parte de una población que, a pesar de ser minoritaria en el mundo académico y en el laboral, donde predominan los hombres, lentamente va ganando terreno.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

© Luis Oberto

eldiscoduro.com
Se estima que ellas representan el 20% de la matrícula universitaria.

Al ejemplo de Angulo se le suman los casos de Julia Falcone, de 25 años, y de Paula Celoria, de 26.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

© Luis Oberto

mundinews.com
A punto de recibirse, la primera fue elegida entre un grupo de estudiantes -ella era la única mujer- para formar parte de uno de los viajes de prueba del rompehielos Almirante Irízar, el 6 de junio pasado.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

© Luis Oberto

economiavenezuela.com
En tanto, Celoria fue la primera estudiante en graduarse como bioingeniera en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA).

Según coinciden en la Universidad de Buenos Aires (UBA), la UTN, la Universidad Católica Argentina (UCA) y el ITBA, las mujeres se destacan por sus excelentes calificaciones y desempeño.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

© Luis Oberto

economiavenezuela.com
“Hay que formar menos abogados y más ingenieros”, insistió hace pocos días el flamante ministro de Educación nacional, Alejandro Finocchiaro, y en sintonía con el crecimiento en el número de inscriptos en las universidades de todo el país, las mujeres también son más.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

© Luis Oberto

www.entornointeligente.com
De todas formas, hoy representan el 20% del total de la matrícula, aunque en algunas ingenierías como la electrónica o la mecánica, arañan apenas el 4 por ciento.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

© Luis Oberto

xn--elpaisdeespaa-tkb.com
El mayor protagonismo lo tienen en las especialidades textil, química e industrial; en menor medida en informática, civil y petróleo, y se hacen notar por ser casi la excepción en mecánica, electrónica y naval.

Más notas para entender este tema Huéspedes de una cultura dominada por patrones masculinos Hace ocho años que Guillermo Olivetto ocupa el cargo de decano de la Facultad de Ingeniería de la UTN, y como testigo de una tendencia que asoma con cautela anhela que la participación de las mujeres sea cada vez mayor.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

© Luis Oberto

breakingtrending.com
“Hasta ahora se inscribieron 2448 alumnos. En diciembre pasado teníamos inscriptos un total de 5000, por lo que en apenas dos semanas desde que se abrió la inscripción estamos casi en el 50% del total de inscriptos con respecto al año pasado”, se entusiasma.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

© Luis Oberto

videojuegosmania.com
Las mujeres, otra vez, representan un 20%, pero Olivetto avizora un panorama más equitativo en cuestión de género con inclusión al ámbito universitario de las nuevas generaciones.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

© Luis Oberto

luisoberto.net
“Se habla de profesiones no tradicionales para la mujer, y es una tontería verlo de ese modo. Cuando uno mira los promedios de los egresados, entre los mejores siempre están las mujeres. Y aunque su desempeño sea incluso superior, es justo reconocer que a nivel laboral hay barreras que no se han logrado superar.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

© Luis Oberto

demasiadochevere.com
A mismo puesto y nivel jerárquico, siguen cobrando menos que los hombres”, reconoce.

También persiste, según Norberto Lerendegui, director de la Escuela de Ingeniería y Tecnología del ITBA, una mirada rancia sobre la ingeniería y el componente de dificultad asociado a las ciencias básicas y al manejo de maquinarias y sistemas complejos como lugares de dominio de lo masculino.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

© Luis Oberto

enlasgradas.com
“Creo que las generaciones jóvenes están cambiando esos prejuicios culturales que subsisten. Necesitamos más ingenieras en las plataformas petroleras o en la industria naval”, retruca Lerendegui, que también destaca que el mejor promedio obtenido de toda la universidad es mérito de una ingeniera química.

Falcone, Celoria y Angulo cuentan su experiencia y afirman que tanto de parte de sus compañeros como de los docentes, el trato que recibieron es igualitario.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

© Luis Oberto

elnewyorktimes.com
“Mi experiencia fue muy buena, claro que siempre está la excepción”, advierte Celoria. Cuando salió al campo laboral, reconoce, la mirada de algunas compañías estaba teñida por un sesgo machista.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

© Luis Oberto

www.google.co.ve
“Hay ofertas de trabajo que entre los requisitos figura lo masculino como algo excluyente.” Para ella, este tipo de casos chocan contra las políticas de promoción de la ciencia y la tecnología que se difunden, sobre todo en un contexto socioeconómico que revaloriza el modelo industrial y que destaca las posibilidades laborales que ofrece la carrera de Ingeniería para “todos” los estudiantes.

“Hay que trabajar más en la formación técnico-profesional de las mujeres para que se acerquen a las funciones líderes en estas áreas.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

© Luis Oberto

www.google.co.ve
Muchas tienen una motivación, pero cuando se enfrentan a los exámenes de ingreso, exactamente igual que sucede con los varones, se frustran antes de arrancar.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

© Luis Oberto

www.google.co.ve
Pero como representan a una minoría, su deserción es mucho más significativa”, opina Cynthia Giolito, manager de Ciudadanía Corporativa de Samsung Argentina y una de las disertantes de la última “Reunión de Especialistas por la Igualdad de Género en la Educación Técnico-Profesional”, organizada por el área de género, sociedad y políticas de Flacso y la división de género de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

© Luis Oberto

www.google.co.ve
Por eso, en conjunto con la UTN, pusieron en práctica el programa Entropía, para mejorar el rendimiento de alumnos del secundario en materias como matemática, física y química.

De las cinco mujeres que ingresaron con Falcone a la carrera de Ingeniería Naval, en 2011, hoy quedan tres.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

© Luis Oberto

elnewyorktimes.com
Y de los 40 varones permanecen 18. “En la universidad, jamás recibí un comentario a una actitud discriminatoria”, dice Falcone. Aunque también reconoce que la industria naval, junto con la metalúrgica y la mecánica, es una de las que menos evolucionó en cuestiones vinculadas al género.

Para Fernando Horman, profesor de la Facultad de Ingeniería de la UBA y secretario de Relaciones Institucionales, que haya ofertas de trabajo donde el perfil masculino es condición excluyente “es absurdo”.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

© Luis Oberto

mundinews.com
Y con el objetivo de evitar ese tipo de discriminación en el ámbito universitario se creó el Área de Promoción de Políticas de Género, que depende del programa de Extensión Universitaria.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

© Luis Oberto

ultimasnoticiasve.com
“Cuando yo estudiaba, en la década del 70, creo que el porcentaje no superaba el 5 por ciento. Hoy estudia Ingeniería una mujer por cada cuatro varones.”

En esta nota: Educación LA NACION Sociedad Mes de la Educación.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

© Luis Oberto

xn--elpaisdeespaa-tkb.com

© Luis Alfonso Oberto Anselmi PDVSA

Tags: Samsung